Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Noticias

El color caramelo en los alimentos

​El color caramelo (colorante para alimentos) se le añade a muchas bebidas o refrescos y a algunos alimentos. Recientemente, se ha manifestado cierta preocupación sobre algunos tipos de colorantes artificiales que pueden contener una sustancia química llamada 4-metilimidazol, o 4-MEI.

El 4-MEI se crea en la producción de algunos tipos de colorantes caramelo y también se crea cuando se preparan algunos alimentos—como cuando se tuesta el café o se cuece la malta para las bebidas alcohólicas. Un estudio realizado en el 2007 por el gobierno federal descubrió que el 4-MEI causaba cáncer en ratones y en el 2011 fue clasificado como un "posible carcinógeno humano" por una división de la Organización Mundial de la Salud (OMS). El estado de California ha puesto límites a la cantidad de 4-MEl que pueden contener los alimentos y bebidas. Sin embargo, según la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos), El 4-MEI no presenta riesgo a corto plazo a los niveles determinados para el uso del color caramelo en los alimentos.

Un artículo de Consumer Reports (Revista de Informes al Consumidor), publicado el 23 de enero de 2014, incluye detalles de los resultados de las pruebas realizadas por esta revista con el Centro Johns Hopkins para un Futuro Habitable en 10 marcas de refrescos y una marca de té. Varios de los refrescos tenían niveles de 4-MEI que superaban el límite fijado para este químico por el estado de California.

Los niños suelen encontrar con frecuencia este químico en refrescos o sodas que son de color marrón. No sabemos cuál será el impacto para la salud de los niños del consumo de pequeñas cantidades de 4MEI durante un tiempo prolongado. No es necesario hacerles ningún tipo de prueba a los niños si han consumido estos refrescos; pues no hay manera de medir el 4-MEI en el cuerpo.

A los padres a quienes les preocupa el 4-MEI, les sugerimos limitarles el consumo de estos refrescos a sus niños, ya que éstos no son parte necesaria de la dieta de ningún niño. La American Academy of Pediatrics recomienda que los niños consuman agua y leche, y en cantidades limitadas, el zumo o jugo de fruta al 100%.

Información adicional:

 

Published
1/23/2014 9:00 AM