Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Noticias

Padres que rehúsan la vitamina K para el recién nacido tienden también a rehusar vacunas

La vitamina K se le recomienda a los recién nacidos para prevenir un raro trastorno hemorrágico que puede resultar en un daño cerebral a largo plazo y causar la muerte.

En el 2013, Los centros de Control y Prevención de la Enfermedades (CDC) informaron sobre un grupo de cuatro casos de hemorragia en lactantes debido a la deficiencia de la vitamina K en Tennessee, todos los casos se presentaron en niños cuyos padres habían rehusado la profilaxis con vitamina K. Para determinar el predominio del rechazo a la vitamina K y las características de los padres que rehúsan la vitamina K para los recién nacidos, los investigadores en Alberta, Canadá  analizaron una cohorte de todos los nacimientos vivos entre el 2006 y el 2012.

En el estudio, "Rechazo a la vitamina K neonatal y la inmunización", publicado en el número de septiembre de 2014 de Pediatrics (publicado en línea el 18 de agosto), los autores del estudio informaron que el 99,7 por ciento de los niños recibieron la vitamina K y un 0,3 por ciento la rehusaron.

Los partos atendidos por una comadrona eran más propensos al rechazo de la vitamina K, en comparación con los partos atendidos por un médico. Los padres que hacían planes para un parto en casa o en un centro de nacimiento también tenían más probabilidad de rehusar la vitamina K en comparación con los padres que tuvieron el parto en un hospital. Los niños cuyos padres rehusaron la vitamina K eran 14,6 veces más propensos a no ser inmunizados con las vacunas recomendadas en la infancia a los 15 meses de edad, comparados con los niños que recibieron la vitamina k. Los datos del estudio no indican las razones de los padres para rehusar la vitamina K para sus recién nacidos, pero los autores del estudio presumen que podría deberse a diferentes consejos de las parteras, a creencias personales sobre el parto y el cuidado de la salud o debido a preocupaciones sobre la seguridad de la misma. El estudio subraya la necesidad de que los médicos proporcionen una guía preventiva sobre la vitamina K a los padres que están planeando un parto en casa o un parto atendido por una partera.

Los autores del estudio concluyen que esto también proporciona una oportunidad para identificar al grupo de padres que no están seguros de vacunar a sus niños, para poder brindarles una información dirigida comenzando con el nacimiento, en lugar de esperar a que falten a las vacunas programadas.

Información adicional:

 

Published
8/18/2014 12:45 AM