Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Noticias

​Los niños y adolescentes que pasan poco tiempo jugando juegos electrónicos pueden adaptarse mejor que aquellos que nunca juegan o que juegan demasiado, según un estudio en el número de septiembre de 2014 de Pediatrics (publicado en línea el 4 de agosto).

Los investigadores analizaron datos de casi 5.000 niños y niñas entre los 10 y 15 años, del Estudio Longitudinal de Hogares sobre el Conocimiento de la Sociedad en el Reino Unido. Los investigadores evaluaron el número de horas diarias que cada participante informó haber empleado con juegos de computador o consola de juegos y también señaló varios factores psicosociales reportados por los niños y adolescentes. Estos incluyen, por ejemplo, la hiperactividad y la falta de atención; la empatía; las relaciones con compañeros; y el nivel de satisfacción general con sus vidas. Descubrieron que jugar por menos de una hora al día se asociaba con indicadores positivos de adaptación psicosocial, comparados con quienes no pasaban ningún tiempo jugando. No se hallaron efectos en los que jugaban durante un tiempo moderado, entre 1 y 3 horas todos los días.

Llegaron a la conclusión de que podría haber beneficios para los niños que emplean poco tiempo para el juego a diario y desventajas para quienes juegan demasiado. También señalaron que los límites de tiempo no fueron los únicos factores que tenían un posible efecto sino que también los tipos de juegos y los tipos de dispositivos podrían tener algo que ver. Aunque las asociaciones en este estudio eran pequeñas, los autores sugieren que puede ser un área prometedora para la investigación futura.

Información adicional:

 

Última actualización
8/21/2014
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.