Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Noticias

AAP: Los EE.UU. no deben abandonar a millones de niños que aún viven en la pobreza

 

En respuesta al creciente número de niños que viven en hogares pobres y de bajos ingresos, La AAP convoca a un grupo de liderazgo para abordar los problemas de salud causados por la pobreza infantil.
 

Más de 1 en 5 niños – 16.1 millones – vivieron en la pobreza en el año 2012, de acuerdo con los datos del censo de los EE.UU. revelados hoy. El índice de pobreza infantil de 21.8 por ciento del 2012 no representa un cambio significativo estadísticamente con los datos del 2011. La recuperación económica está llegando muy lentamente, y muchas familias continúan haciéndole frente a la falta de trabajo, carencia de vivienda, e inseguridad alimentaria. El panorama es aún más desalentador para los niños más jóvenes de nuestra nación, con cerca de 1 en 4 infantes, niños pequeños y niños en edad preescolar viviendo todavía en la pobreza en el año 2012.

La American Academy of Pediatrics (AAP) urge a los líderes de la nación y a los promotores de la salud infantil a que vuelvan a renovar su compromiso con los programas que ayudan a las familias más vulnerables para garantizar la salud y el desarrollo de nuestras generaciones jóvenes.

Los niños han sufrido más que cualquier otro grupo debido a la recesión económica y recuperación” dijo el presidente de la AAP, Thomas K. McInerny, MD, FAAP. El estrés y la falta de nutrición que afectan a los niños que viven en la pobreza tienen consecuencias para su salud para el resto de la vida. Todos los niños merecen comenzar su vida en buena salud, y apoyar los programas de salud y desarrollo infantil es la mejor manera de garantizar el futuro crecimiento y éxito de nuestra nación.

Se estima que 16 millones de niños viven en hogares donde hay escasez de alimentos. Sin el apoyo de programas sociales importantes como el Medicaid, Mujeres, Infantes y Niños (WIC, por sus siglas en inglés), y El Programa de Asistencia de Nutrición Suplementaria (SNAP, por sus siglas en inglés) - conocido antes como cupones de alimentos – para proveer alimentos y atención médica preventiva a las familias de bajos recursos, el informe de hoy con los resultados sobre la pobreza podría ser aun peor. De acuerdo con el informe reciente del Departamento de Agricultura de los EE.UU., los hogares con niños tienen una tasa significativamente más alta de inseguridad alimentaria (20,0 por ciento) comparados con los hogares sin niños (11,9 por ciento) en el año 2012. No es sorprendente que, el 72 por ciento de los 47 millones de beneficiarios de SNAP son familias con niños.

“La AAP apoya la financiación plena de SNAP y urge al Congreso a que mantenga un sólido financiamiento para SNAP bajo la Ley Agrícola bajo consideración”, dijo McInerny. “La capacidad de una familia para poder pagar por los alimentos tiene un impacto directo en la salud y el desarrollo de los niños. Ya que los niños son casi la mitad de los beneficiarios de SNAP, eliminar el programa afectará desproporcionadamente a los niños y pondrá en peligro los planes de la nación para ayudar a sacar a los niños de la pobreza”.

En el 2013, la AAP ha designado a la pobreza y la salud infantil como una prioridad estratégica, y ha hecho de este problema un enfoque del trabajo de la Academia por los siguientes tres años. La AAP ha formado al Grupo de Liderazgo para Abordar la Pobreza y Salud Infantil compuesto por pediatras expertos en el desarrollo temprano del cerebro del niño, en la salud medioambiental pediátrica, en la salud del adolescente, la obesidad e inseguridad alimentaria y en la salud de los niños inmigrantes y de poblaciones marginadas. Durante el próximo año, el grupo elaborará un plan estratégico para combatir los problemas de la salud causados por la pobreza y para asegurar  el desarrollo saludable de todos los niños dentro del hogar médico.

Como parte de este trabajo, La AAP examinará oportunidades para: 

  • Expandir el acceso a los servicios de salud a bajo precio
  • Expandir el acceso a las necesidades básicas como los alimentos, vivienda y transporte.
  • Promover los resultados positivos del desarrollo temprano del cerebro del niño y la preparación para el ingreso y su éxito en la escuela.
  • Apoyar a los padres y a las familiar para reducir el estrés de sus niños.

“El Grupo de Liderazgo para Abordar la Salud y la Pobreza Infantil involucrará a líderes expertos en el campo de pediatría y desarrollo infantil para elaborar una respuesta contundente al reto de la pobreza endémica y sus efectos en la salud de los niños en los Estados Unidos”, dijo Andrew Racine, MD, PhD, FAAP, presidente del grupo de liderazgo. “El enfoque de la Academia en la pobreza refleja los valores que los pediatras brindan todos los días a la institución médica. La Academia y sus miembros trabajaran para combatir los problemas de salud causados por la pobreza y para garantizar que todos los niños tengan la mejor oportunidad para lograr su potencial”.

Información adicional

Sitios web en inglés


 

 

 

Published
9/17/2013 12:25 PM