Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

Ya sea recostado en sus brazos o en la cuna junto a usted, su recién nacido parece un paquetito. Tal como lo hacia en el vientre, mantendrá sus brazos y piernas flexionados cerca de su cuerpo y sus dedos apretados fuertemente, aunque usted debe poder estirarlos cuidadosamente con sus manos. Sus pies estarán curvados naturalmente hacia adentro. Posiblemente necesita varias semanas para que el cuerpo cambie su posición fetal preferida.

Tendrá que esperar un poco más para que haga los sonidos de susurro o balbuceo que generalmente es como creemos que los “bebés hablan”. Sin embargo, desde el principio hará bastantes ruidos. Además de llorar cuando algo está mal, hacen bastantes gruñidos, chillidos; además, suspiran y estornudan mucho y les da hipo. (¡Posiblemente aún recuerde el hipo del embarazo!) La mayoría de esos sonidos, al igual que sus movimientos repentinos, son reacciones a alteraciones a su alrededor; un sonido agudo o un olor fuerte pueden ser todo lo que necesite para que se sobresalte o llore.

Estas reacciones, así como unas más sutiles, son señales de lo bien que están funcionando los sentidos de su bebé desde su nacimiento. Después de todos esos meses en el vientre, reconocerá rápidamente la voz de su madre (y posiblemente también la de su padre). Si reproduce música relajante, posiblemente se quede tranquilo mientras la escucha o se moverá suavemente al ritmo de la música.

A través de los sentidos del olfato y el gusto, su recién nacido es capaz de distinguir la leche materna de cualquier otro líquido. Su bebé nace con un gusto por lo dulce por lo que preferirá agua con azúcar en lugar de agua pura y arrugará su nariz cuando sienta olores y sabores ácidos o amargos.

La vista de su bebé será mejor en un rango de enfoque de 8 a 12 pulgadas (20.3 a 30.5 cm), lo que significa que puede ver su cara perfectamente cuando lo abraza y lo alimenta. Pero cuando está lejos, sus ojos pueden desviarse, dándole una apariencia de bizco. Durante los primeros dos meses de vida, no se preocupe por esto. A medida que los músculos de sus ojos maduran y su visión mejora, ambos ojos se enfocarán en el mismo objeto al mismo tiempo. Esto, por lo general, sucede entre los dos y tres meses de edad. De lo contrario, hágaselo saber al pediatra de su bebé.

Aunque su bebé podrá distinguir la luz de la oscuridad desde su nacimiento, no verá la gama total de colores. Aunque los bebés pequeños que se les muestra un patrón de negro y blanco o de colores claramente contrastantes pueden verlos con interés, no es probable que respondan a una foto con muchos colores relacionados.

Tal vez el sentido más importante de los recién nacidos es el tacto. Después de haber estado por meses bañado de un líquido tibio en el vientre, su bebé ahora estará expuesto a todo tipo de nuevas sensaciones, algunas fuertes, algunas maravillosamente reconfortantes. Aunque posiblemente se encoja con una ráfaga de aire frío, le encantará sentir una sábana suave y la calidez de sus brazos a su alrededor. Abrazar a su bebé le dará tanto placer a él como a usted. A él le dará una sensación de seguridad y comodidad, y lo hará sentir amado. Los estudios demuestran que la formación de vínculo emocional cercano estimulará su crecimiento y desarrollo.

 

Última actualización
4/2/2014
Fuente
Caring for Your Baby and Young Child: Birth to Age 5 (Copyright © 2009 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.