Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

Durante los primeros cuatro meses de vida, su bebé desarrolló el control muscular necesario para mover sus dos ojos y su cabeza para seguir los objetos que le interesan. Ahora, enfrenta un reto aún mayor: sentarse. Su bebé lo logrará poco a poco a medida que los músculos de su espalda y cuello se vayan fortaleciendo gradualmente y desarrolle un mejor equilibrio en su torso, cabeza y cuello. Primero, aprenderá a levantar la cabeza y mantenerla levantada mientras está boca abajo. Usted puede estimular esta acción al colocar a su bebé sobre el abdomen y extender los brazos y piernas hacia adelante; luego, puede sostener frente a su bebé un sonajero u otro juguete que le llame la atención y persuadirlo para que mantenga su cabeza levantada y le mire a los ojos. Esta también es una buena manera de revisar su audición y visión.

Una vez pueda levantar la cabeza, el bebé comenzará a empujar los brazos y arquear la espalda para levantar el tórax. Esto fortalece la parte superior de su cuerpo para ayudarle a que se sostenga bien al sentarse. Al mismo tiempo, también puede mecerse sobre el estómago, patear y “bracear”. Estas habilidades, que suelen aparecer alrededor de los cinco meses, son necesarias para que su bebé pueda darse la vuelta y gatear. Al final de esta etapa, el bebé probablemente podrá darse la vuelta en ambas direcciones, a pesar de que por lo general esta edad varía un poco dependiendo del bebé. La mayoría de los niños primero se dan la vuelta estando boca abajo y más adelante lo hacen en dirección opuesta; sin embargo, la secuencia puede revertirse para algunos bebés y esto es completamente normal.

Una vez que el bebé tenga la suficiente fuerza para levantar su tórax, le puede ayudar a que practique a sentarse. Sosténgalo, apoye la espalda con almohadas o siente al bebé en un sillón que le brinde apoyo, mientras aprende a guardar el equilibrio. Muy pronto aprenderá a sostenerse en forma de “trípode”, echándose hacia adelante mientras extiende los brazos para equilibrar la parte superior del cuerpo. Si coloca juguetes interesantes de colores llamativos frente a su bebé, estará entretenido con ellos mientras obtiene el equilibrio que necesita. Pasará algún tiempo antes que pueda quedarse sentado sin su ayuda, pero para cuando cumpla de seis a ocho meses, si lo pone en posición para sentarse, podrá permanecer sentado sin echarse para adelante sobre sus brazos. Entonces podrá descubrir todas las cosas maravillosas que puede hacer con sus manos a medida que observa el mundo desde este nuevo punto de observación.

Para cuando cumpla cuatro meses, su bebé podrá fácilmente llevarse objetos interesantes a la boca. Durante los siguientes cuatro meses, comenzará a utilizar sus dedos y pulgares juntos y ponerlos en forma de guante o de garra para tomar objetos o arrastrarlos y podrá recoger varias cosas con ellos. No desarrollará el agarre de pinzas con el índice y pulgar hasta que tenga aproximadamente nueve meses, pero del sexto al octavo mes, aprenderá cómo transferir objetos de una mano a la otra, a voltear objetos de un lado a otro y a voltearlos y ponerlos de cabeza.

A medida que mejora su coordinación física, su bebé descubrirá partes de su cuerpo que no sabía que existían. Acostado boca arriba, ahora ya puede agarrar sus pies y llevárselos a la boca. Mientras le cambian el pañal, podrá estirar sus manos para tocarse los genitales. Cuando esté sentado, podrá darse palmadas en la rodilla o muslo. A través de estas exploraciones, descubrirá muchas sensaciones nuevas e interesantes. También comenzará a comprender las funciones de las partes de su cuerpo. Por ejemplo, cuando ponga los pies recién descubiertos en el suelo, es probable que encoja sus dedos y toque la alfombra o superficie de madera, pero pronto descubrirá que puede usar los pies y piernas para practicar a “caminar” o solo para empujarse hacia arriba y abajo. ¡Tenga cuidado! Todo esto no es más que una preparación para los siguientes logros importantes: gatear y ponerse de pie.

 

Última actualización
5/23/2013
Fuente
Caring for Your Baby and Young Child: Birth to Age 5 (Copyright © 2009 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.