Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

Mucho después de adaptarse a la paternidad y a su papel como principal limpiador y supervisor de los pañales con heces, es posible que le preocupen los cambios en el color del popó de su bebé. De hecho, una vez que su bebé ha evacuado lo suficiente para deshacerse del meconio alquitranado, todos los distintos tonos de amarillo, café y aún verde se consideran perfectamente aceptables. El amarillo mostaza es el color de elección para la mayoría de los bebés en lactancia materna y el amarillo marrón con manchas verdes para aquellos que se alimentan con leche de fórmula. No es raro observar una paleta cambiante de colores; sin embargo, sobre todo un tiempo después que su bebé empieza a comer alimentos sólidos y refriados con narices mocosas, ambas situaciones pueden agregar nuevos tonos y sustancias a la mezcla.

Negro, blanco y tonos de rojo

Hay algunos colores del popó de los bebés que, cuando los vea, siempre debe consultar con el médico de su bebé.

  • Rojo.El color rojo puede significar sangre, especialmente en la etapa de recién nacido cuando su bebé no come ni bebe nada de color rojo que pueda confundirse con sangre cuando salga por el otro extremo. La sangre no debe ser señal para que usted entre en pánico inmediatamente, pero debe ponerle atención y consultar con su médico, quien podrá ayudarle a determinar la causa. Es posible que los bebés traguen algo de sangre durante el parto y que esta aparezca poco después, ya sea que el bebé la regurgite o aparezca en el popó; sin embargo, cualquier cantidad de popó con sangre se debe evaluar debido a que también puede ser signo de un problema. 
  • Negro.Algunas veces, el popó de color negro representan sangre vieja debido a que se sabe que la sangre pasa de rojo a negro después de un tiempo en el tracto intestinal. Recuerde que esta alerta sobre el color negro no aplica a las primeras evacuaciones de meconio, las cuales puede esperar que sean negras y de aspecto alquitranado.
  • Blanco.El popó blanco es bastante raro, pero debe informar a su médico tan pronto como sea posible debido a que esto lo puede causar un problema subyacente del hígado. Cuanto más pronto se trata, mejor, ya sea por paz mental o control médico.

 

Autor
Laura A. Jana, MD, FAAP and Jennifer Shu, MD, FAAP
Última actualización
4/2/2014
Fuente
Heading Home With Your Newborn, 2nd Edition (Copyright © 2010 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.