Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

Los recién nacidos son encantadores- y agotadores

  • Muchos recién nacidos duermen tan sólo unas cuantas horas a la vez.
  • La habilidad del recién nacido para oír, ver, oler y sentir aumenta cada día.
  • Para tranquilizar a un bebé que llora, sus padres pueden arrullarlo, abrigarlo y reconfortarlo, tal como estaba en el vientre materno.
  • El llanto de un bebé puede intranquilizar a cualquier padre. Por eso es importante saber cuándo y cómo pedir ayuda.
  • Los amigos y familiares pueden compartir la dicha y el trabajo de cuidar al recién nacido.
Su bebé por fin está aquí. ¡Felicitaciones!

Mamá descansa mientras el bebé duerme

Aunque los recién nacidos suelen dormir de 16 a 17 horas al día, es posible que duerman tan solo un par de horas a la vez.
  • Muchos bebés se despiertan cada dos a cuatro horas, ya sea de día o de noche.
  • Después del parto, la nueva mamá necesita mucho descanso para recuperar fuerzas y energía.
  • Mamá e hijo pueden tomar una siesta al mismo tiempo.
  • Al ayudar a mamá en su recuperación, el nuevo papá podrá disfrutar y conocer a la nueva personita de la familia.

Datos para papá

Usted tiene una nueva vida en sus manos

Su función como papá traerá grandes cambios a su vida. Las demandas físicas, emocionales y financieras de ser papá pueden causarle estrés. Es posible que también se sienta un poquito relegado durante las primeras semanas, ya que gran parte de la atención estará dirigida al nuevo bebé y a la mamá. Estos sentimientos de estrés y alejamiento disminuirán si usted participa activamente en el cuidado del bebé. Usted comenzará a:
  • Disfrutar del placer de ser papá.
  • Fortalecer la relación con la mamá de su bebé.
  • Contribuir al bienestar del bebé.

Modos de participar

Su bebé ya lo conoce puesto que oyó su voz antes de nacer.
  • Disfrute de la sensación de arrullar al bebé en sus brazos.
  • Diviértase hablándole a su nuevo bebé.
  • Si tiene niños mayores, ellos necesitarán de su apoyo ahora que mamá está cansada y dedicada al nuevo bebé.

Cuando su bebé llora mucho

Hay momentos en que sencillamente no sabrá por qué llora su bebé. ¿Qué puede hacer en esos casos? Piense cuando el bebé estaba en el vientre materno y trate de recrear una experiencia similar.
  • Tome al bebé calmadamente en sus brazos y acérquelo a su hombro o a su pecho. En el vientre materno, estaba calentito y arrullado.
  • Envuelva bien al bebé en una frazada. Hacia el final del embarazo, estaba bien apretado dentro del vientre materno.
  • Cántele o háblele suavemente a su bebé o ponga música suave. Las voces que escuchaba desde el vientre materno eran muy reconfortantes.
  • Meza suavemente al bebé o llévelo a dar un paseo sereno. Antes del nacimiento, estaba acostumbrado a flotar tranquilamente.
Hay ocasiones en que algunos bebés siguen llorando hasta que se quedan dormidos o hasta que quedan totalmente alertas. El consolar a un bebé cuando llora no hará que se malcríe. De hecho, muchos bebés aprenden a calmarse a sí mismos con tan solo saber que alguien los vendrá a calmar.

A veces los bebés siguen llorando a pesar de cualquier intento por calmarlos. Lloran porque han tenido toda la estimulación que son capaces de asumir. En esos momentos es mejor tomar al bebé serenamente en sus brazos o colocarlo en un lugar seguro, como su cuna, y esperar a que se tranquilice.

Los papás se inquietan cuando el bebé llora

Todos los padres se inquietan cuando su bebé llora. Trate de mantener la calma en medio del llanto. Su bebé puede percibir cuando usted está irritado o tenso.

Después de ensayar todos los modos usuales de calmar a su bebé, puede dejarlo que llore. Está bien colocarlo boca arriba en su cuna para que se tranquilice. No le hará daño que llore mientras usted se toma unos minutos para calmarse. Haga algo que le guste y relaje, como tomar una taza de té o café, oír música, llamar a una amiga o a su cónyuge, leer o meditar. Estos sentimientos de estrés son naturales y terminan por pasar.

Si el llanto de su bebé llega a exasperarle —algo que les pasa a muchos padres— busque ayuda o llame a su pediatra.

Datos para mamá

El ser mamá traerá a su vida grandes cambios.... ¡más grandes de lo que jamás imaginó!

Es posible que se sienta cansada gran parte del tiempo

Su cuerpo se está recuperando del embarazo y el parto. Habrá momentos en que se pregunte si será capaz de superar el primer mes. Esto es común y normal. Permita que su familia y sus amigos la ayuden con las comidas, las compras, la limpieza y el cuidado de sus otros hijos, si es que los tiene. ¡Y no se sienta en la obligación de atender a las visitas!

Es posible que tenga cambios bruscos de ánimo

A medida que su cuerpo comienza a ajustarse, es posible que tenga grandes altibajos emocionales. Esto es usual durante las primeras semanas luego del parto, pero es importante que le cuente a otras personas si se siente decaída o agobiada.
 
Sus sentimientos merecen atención y apoyo de parte de su familia, sus amigos y sus médicos. Si cree que necesita ayuda, pídala. El atender su salud emocional y física también ayudará al bebé.

Es posible que se sienta sola

Algunos de los vínculos con su familia y amigos se fortalecerán, mientras que otros se debilitarán. Algunas personas entenderán por lo que usted está pasando, pero otras no. Su bebé necesita y exige gran parte de su atención, tiempo y energía. Si usted es una mamá que también trabaja fuera de casa, es posible que no vea a sus colegas durante esta época. Trate de comunicarse con su familia y amigos o busque otras mamás que vivan cerca de usted.

 

Última actualización
6/9/2014
Fuente
Connected Kids: Safe, Strong, Secure (Copyright © 2006 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.