Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

La visión de su bebé tendrá muchos cambios este primer mes. Nació con visión periférica (la habilidad de ver hacia los lados) y gradualmente adquiere la habilidad de enfocar más cerca un solo punto al centro de su campo visual. Le gusta ver objetos a una distancia de 8 a 15 pulgadas (20.3 a 38.1 cm) frente a él, pero al mes enfocará cosas por poco tiempo a una distancia de 3 pies (91.4 cm).

Al mismo tiempo, aprenderá a seguir o rastrear objetos en movimiento. Para ayudarla a practicar esta destreza, puede jugar con él y hacer que rastree objetos. Por ejemplo, mueva su cabeza lentamente de un lado a otro mientras lo carga viendo de frente hacia usted; o suba y baje un objeto con figuras o muévalo de lado a lado frente a él (asegúrese de que esté en su cargo de enfoque). Primero solo podrá seguir objetos grandes que se mueven lentamente en un rango extremadamente limitado, pero pronto seguirá movimientos pequeños y rápidos.

Al nacer, su bebe era extremadamente sensible a la luz brillante y sus pupilas estaban contraídas (pequeñas) para limitar la cantidad de luz que entraba en sus ojos. A las dos semanas de edad, sus pupilas empezarán a agrandarse, lo que le permite experimentar un rango más amplio de sombras de luz y oscuridad. A medida que su retina (el tejido sensible a la luz dentro de globo ocular) se desarrolla, su habilidad de ver y reconocer los diseños también mejora.

Mientras más contraste haya en un diseño, más atraerá su atención, por lo que está más atento a dibujos en blanco y negro o diseños con grandes contrastes, como líneas con mucho contraste, ojos de buey, diseños cuadriculados y caras muy simples.

Si muestra a su bebé tres juguetes idénticos, uno azul, uno amarillo y uno rojo, probablemente mirará por más tiempo el rojo, aunque aún nadie entiende por qué. ¿Es el color rojo como tal? O bien, ¿es el brillo de este color lo que atrae a los bebés recién nacidos? Sabemos que la visión del color no madura totalmente aproximadamente antes de los cuatro meses, por lo que si a esta edad usted muestra a su bebé dos colores relacionados, como verde y turquesa, probablemente no podrá ver la diferencia .

Al mes, su bebé aún no puede ver claramente a una distancia mayor a 12 pulgadas (30.4 cm) aproximadamente, pero examinará detenidamente cualquier cosa dentro de este rango: la esquina de su cuna, los juguetes colocados en el barandal o las figuras en su móvil sobre la cuna. Sin embargo, el rostro humano es su imagen favorita. Cuando lo sostiene en sus brazos, su atención se enfocará automáticamente en su cara, en particular en sus ojos. A menudo, simplemente ver sus ojos le hará sonreír. Su alcance visual se ampliará gradualmente por lo que podrá ver su cara completa en vez de un solo rasgo como sus ojos. A medida que esto sucede, él será mucho más receptivo a las expresiones faciales que involucran su boca, su mentón y sus mejillas. También le gustará coquetear con sí mismo en el espejo. Compre un espejo irrompible que esté hecho especialmente para colocarlos dentro de las cunas y corrales, para que se pueda entretener cuando usted no esté cerca.

En sus primeras semanas, a su bebé se le dificultará seguir un objeto que esté en movimiento frente a su rostro. Si agita una pelota o un juguete rápidamente frente a él, parecerá que lo mira fijamente, o si sacude su cabeza, perderá su enfoque en sus ojos. Pero esto cambiará dramáticamente a los dos meses, cuando sus ojos estén más coordinados y puedan funcionar juntos para moverse y enfocarse al mismo tiempo. Pronto podrá seguir un objeto en movimiento a través de un semicírculo completo frente a él. Esta coordinación visual aumentada también le dará la percepción de profundidad que necesita para seguir objetos a medida que se mueven hacia él o se alejan de él. A los tres meses, también tendrá el control en sus brazos y manos necesarios para golpear objetos a medida que se mueven sobre o frente a él; su puntería no será muy buena por un buen tiempo, pero la práctica le ayudará a desarrollar la coordinación de sus manos hacia los ojos. Sin embargo, si piensa que a los tres meses de edad, los ojos de su bebé no siguen los objetos coordinadamente, hable con su pediatra.

La visión a distancia de su bebé también se desarrolla en este tiempo. A los tres meses notará que le sonríe estando usted a medio camino de la habitación o que examina un juguete a varios pies de distancia. A los cuatro meses, notará que ve fijamente las cosas colgadas en la pared o ve hacia afuera de la ventana. Estas son pistas de que su visión a distancia se está desarrollando adecuadamente.

La visión del color de su bebé madurará aproximadamente al mismo tiempo. Al mes de edad, será bastante sensible al brillo o intensidad del color; por lo tanto, preferirá ver figuras de colores intensos y contrastantes o en blanco y negro. Los bebés pequeños no aprecian los colores pastel relajantes que usualmente asociamos con la habitación de un recién nacido debido a la visión limitada del color de los bebés. Alrededor de los cuatro meses, su bebé finalmente será receptivo a toda la gama de colores y sus diversos tonos.

A medida que se desarrolla su vista, su bebé, de forma natural, buscará cosas más estimulantes para ver. En el primer mes de edad, sus figuras favoritas serán figuras simples con líneas rectas como grandes franjas o un tablero de ajedrez. A los tres meses, estará mucho más interesado en figuras circulares (ojos de buey, espirales). Esta es una razón por la cual los rostros, que están llenos de círculos y curvas, son tan atractivos para él.

 

 

Última actualización
6/9/2014
Fuente
Newborn Intensive Care: What Every Parent Needs to Know, 3rd Edition (Copyright © 2009 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.