Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

Los padres pueden sorprenderse cuando su hermoso bebé recién nacido desarrolla varios salpullidos y condiciones en la piel. Una mayoría de estas condiciones son relativamente inofensivas y se desvanecen por sí solas o con el tratamiento adecuado. Saber cuáles pueden ser causa de inquietud puede ahorrarle la preocupación a largo plazo.

Marcas de nacimiento

La mayoría de marcas de nacimiento no son peligrosas. Algunas se desarrollan después del parto, algunas se desvanecen y algunas son permanentes. Patricia Treadwell, M.D., FAAP, profesora de pediatría y dermatología en la Escuela de Medicina de la Universidad de Indiana y ex-presidenta de la Sección de Dermatología de la Academy of Pediatrics, recomienda que consulte con su médico si observa que una marca de nacimiento desarrolla “nudos” o está creciendo rápidamente. “Las marcas de nacimiento rojas o hemangiomas, alrededor de los ojos o que desarrollan llagas también requieren de atención”, indica ella.

Espinillas y acné en bebés

Muchos bebés nacen con espinillas (pequeñas protuberancias color blanco perlado en la nariz, barbilla o mejillas causadas por escamas de piel atrapadas cerca de la superficie de la piel). El acné en bebés, por el otro lado, parece ser protuberancias rojas o blancas más pronunciadas en la frente o mejillas. El acné en bebés se desarrolla durante las primeras tres a cuatro semanas debido a cambios hormonales que estimulan las glándulas que producen aceite. Raras veces, el acné en bebés puede ser señal de un problema hormonal.

Ambas condiciones desaparecen solas; las espinillas en unas cuantas semanas, el acné en bebés en unos meses. Simplemente lave la cara de su bebé con agua y un jabón suave todos los días, evite lociones o aceites y nunca pellizque ni frote las protuberancias. Si el acné en bebés no desaparece durante en un período de tres meses, indíqueselo a su pediatra.

Dermatitis seborreica infantil

La dermatitis seborreica infantil aparece casi siempre en los recién nacidos. Parches amarillos, como costras escamosas o grasosas marcan esta condición. No es contagiosa y normalmente desaparece por sí sola.

Si decide tratar la dermatitis seborreica infantil, lave el pelo de su bebé con champú a diario con un champú suave para bebés. Despegue las escamas con un cepillo de cerdas suaves antes de enjuagar. Si las escamas son necias, frótele unas gotitas de aceite mineral en el cuero cabelludo, déjelo unos minutos y luego cepille y lave con champú el pelo del bebé. Si la dermatitis seborreica infantil persiste, su pediatra puede recomendar un champú para caspa para adultos.

Dermatitis del pañal

La dermatitis del pañal afecta a más de la mitad de los bebés y ocurre la mayoría de veces entre los 8 y 10 meses de edad, cuando los bebés empiezan a comer alimentos sólidos. Entre los eventos que contribuyen puede mencionarse la irritación provocada por frotamiento, contacto prologando con orina o materia fecal, infecciones por hongos (provocadas algunas veces por antibióticos) o una reacción al material del pañal.

Para evitar la dermatitis del pañal, cambie de inmediato los pañales sucios. Limpie las nalgas de su bebé con toallitas húmedas suaves o use una botella de agua que lance un chorrito para evitar tener que frotar mucho; séquelo dándole golpecitos y considere aplicar una pequeña cantidad de vaselina (el polvo de talco puede ocasionar problemas de respiración). Utilice jabón solamente cuando la materia fecal no se quita fácilmente. Evite usar calzones de hule y mantenga flojo el pañal de su bebé (pero no demasiado), especialmente por la noche.

Para tratar la dermatitis del pañal, aplique una capa gruesa de óxido de zinc o vaselina, que se debe dejar puesta en cada cambio de pañal en vez de frotar fuerte para quitarla. Exponga las nalgas de su bebé al aire tanto como sea posible. Hable con su pediatra si hay algún sangrado, si observa ampollas con pus o si el salpullido no desaparece en un plazo de 48 a 72 horas

Las infecciones por hongos también causan dermatitis del pañal. Esta condición aparece como un salpullido rojo brillante, posiblemente con puntos rojos en la zona del pañal o en cualquier parte en donde la piel del bebé se roce con otra piel. Es posible que su pediatra le recomiende una crema para piel que sea antimicótica para tratarlo.

Dermatitis

El eczema o dermatitis atópica es una condición crónica diagnosticada la mayoría de veces en niños con un historial familiar de la condición u otras alergias. A los dos a seis meses de edad, un bebé puede desarrollar esta condición como protuberancias pequeñas, rojizas y que causan picazón en las mejillas, frente o cuero cabelludo. Si no se trata, se propagará a los brazos y el tronco. Más adelante en la niñez, puede parecer más escamosa y con más frecuencia en los codos, rodillas, muñecas y tobillos.

Sesenta por ciento de los bebés que lo padecen lo superarán con la edad. La condición se puede tratar con éxito, pero no existe una cura.

Si su pediatra sospecha de una dermatitis atópica, él o ella pueden arreglar una cita con el dermatólogo para que examine a su hijo. La Dra. Treadwell recomienda evitar baños largos y calientes y humectar con frecuencia el área (con una crema sin olor) para ayudar a controlar la condición. Es posible que los médicos también recomienden cremas con esteroides o sin esteroides y antihistamínicos para la picazón.

La dermatitis por contacto ocurre cuando se expone al bebé a sustancias potencialmente irritantes como baños de espuma, telas ásperas o incluso la propia saliva del bebé. Normalmente desaparece cuando ya no está presente el agente irritante. Si un niño es alérgico a una sustancia, como la cola para zapatos, tintes de la ropa o joyería de níquel, la dermatitis aparecerá en unas cuantas horas de haber tenido contacto.

Un ungüento suave con cortisona puede funcionar bien para tratar la dermatitis por contacto. Para una picazón extrema o que arda, utilice compresas tibias sobre el área. Es posible que el niño necesite antihistamínicos para la picazón y antibióticos si se infecta la piel. Informe a su pediatra si el salpullido es severo o empeora o si no responde al tratamiento o si no está seguro si es dermatitis por contacto.

Roséola

La roséola es un tipo de infección viral que es tan común que casi todos los niños la contraen antes de entrar al kindergarten. En un plazo de dos semanas de exposición a este virus en particular, la roséola se nota porque comienza con una fiebre alta repentina que dura entre tres y siete días. Cuando la fiebre desaparece, a menudo brota un salpullido manchado y se propaga desde el abdomen hasta el resto del cuerpo.

Al igual que con el resto de las infecciones virales comunes de la infancia, es mejor mantener al niño infectado lejos de los demás cuando tiene fiebre o está enfermo. Mucho líquido para que beba y baños de esponja tibios, acetaminofén o ibuprofeno pueden ayudar a hacer que un niño con roséola esté más cómodo y a bajar la fiebre. Las complicaciones son poco comunes, pero podrían incluyen ataques o, en niños con un sistema inmunológico débil, encefalitis.

“Siempre y cuando su hijo coma o juegue bastante normalmente cuando la temperatura le baje, no es necesario que los padres se preocupen”, dice la Dra. Treadwell. “Si la temperatura baja y su hijo continúa actuando enfermo, la enfermedad podría ser grave”.

Una caricia suave

El último consejo de la Dra. Treadwell para cuidar de la piel de su bebé, es simple: “Trate la piel suavemente y si hay una reacción a una sustancia, evítela”, afirma. Una buena idea: utilice productos rotulados para piel delicada, los cuales suelen tener menos aditivos.

Seguir ese consejo durante la niñez puede ayudar a garantizar una piel bella de por vida.

 

Última actualización
5/19/2013
Fuente
Healthy Children Magazine, Fall 2007
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.