Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

Las primeras semanas de lactancia materna son un tiempo fascinante de transición para usted y su bebé. Durante este tiempo usted aprenderá qué se siente amamantar, cómo reconocer las señales de hambre de su bebé y cómo saber cuándo ocurre el reflejo de salida o bajada de leche. Aprenderá si su bebé es un goloso o prefiere comer con menos frecuencia pero por más tiempo, si amamantar la hace dormir o la estimula y si disfruta hacer pausas ocasionalmente para intercambiar miradas con usted o se concentra totalmente en amamantarse hasta sentirse lleno. Por supuesto, no siempre se amamantará de la misma forma, así como usted no siempre estará del mismo humor cada vez que lo alimente. Pero usted empezará a reconocer y a responder a las claves que él le dará para amamantarlo. A medida que lo hace, gradualmente se sentirán más cómodos estando juntos, responderán a las señales uno del otro más efectivamente y desarrollarán un ritmo de lactancia materna único.

Idealmente, cuando llegue a casa, su bebé ya habrá aprendido a agarrar el seno adecuadamente. Su recién nacido, a este punto, puede preferir un seno, lo que hará que se amamante por más tiempo en uno que en otro. Es una buena idea dejarlo que se amamante durante el tiempo que desee. Tenga en cuenta que una vez que su leche madure, su contenido cambia durante el curso de una sola lactancia de algo acuoso que parece leche a la leche final más cremosa, rica en grasa, la cual, como cualquier buen postre, deja a su bebé contento y adormilado. Al permitirle a su bebé amamantarse hasta que esté satisfecho (una vez se agarra al seno adecuadamente), puede asegurarse de que él recibirá todos los beneficios de la leche materna.

Sin embargo, aún cuando claramente prefiere un seno, es importante alternar el seno que usted le ofrece primero con cada sesión de lactancia materna. Esto asegura que se estimule un suministro completo de leche en ambos senos y que se extrajo tanta leche como era posible de cada uno. Primero, para recordar con qué seno debe empezar, considere cambiar el gancho de seguridad de un lado de su sostén de lactancia al otro después de cada toma. Luego sabrá qué seno siente más lleno y empezará la próxima toma ahí.

 

Última actualización
7/10/2014
Fuente
New Mother's Guide to Breastfeeding, 2nd Edition (Copyright © 2011 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.