Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

A pesar de no tener un conteo oficial, hay aproximadamente tantas marcas y tipos de toallas húmedas como de zapatos deportivos; las hay ecológicas y totalmente naturales, con aroma y sin aroma, con aloe y sin aloe, en recipientes redondos, en recipientes rectangulares reutilizables y en paquetes de viaje reutilizables o desechables. Y aunque una toalla húmeda cuesta probablemente solo algunos centavos, si selecciona la mejor o escoge el empaque más elegante, el costo puede aumentar considerablemente. Aunque los principios que se plantearon en la sección “Compra de pañales” generalmente aplican también a la compra de toallas húmedas, a continuación se detallan otros aspectos que deben considerarse al comprar y usar toallas húmedas.

  • Empaque.Luego de dar un vistazo por los estantes, no será necesario que le digamos que cuando se trata de comprar toallas húmedas, lo que se paga es el empaque. Sin embargo, hacerlo no siempre está mal. Por ejemplo, quien inventó los pequeños y útiles paquetitos de viaje debe haber sido alguien que definitivamente tenía experiencia de primera mano en el uso de toallas húmedas mientras está fuera de casa,  y muchos padres piensan que lo conveniente de los mismos bien vale el dinero adicional que se paga. Dicho esto, es útil conservar los empaques plásticos de viaje reutilizables. Simplemente compre paquetes con muchas unidades de repuesto, que usted mismo puede reaprovisionar y ahorrará mucho dinero.
  • No los tire en el inodoro.No se diga más. Existen muy pocas toallas húmedas en el mercado sin el potencial para causar estragos en su tubería. Si se ha propuesto encontrar toallas húmedas que pueda desechar en el inodoro, asegúrese de verificar las etiquetas de los paquetes antes de realizar su compra, pues es algo que no puede hacerse con la mayoría de ellas.
  • Uso excesivo de toallas húmedas.Aunque parezca increíble, no es necesario utilizar toallas húmedas cada vez que cambia un pañal. Esto no se debe únicamente al hecho de que la orina por lo general no irrita la piel, sino que también a que los pañales desechables súper absorbentes que se fabrican en la actualidad limitan de manera efectiva la cantidad de orina que tiene contacto con la piel. Si usa las toallas húmedas solamente para cuando su bebé defeca, estará ahorrando considerablemente. También recuerde que en lugar de toallas húmedas, puede utilizar un pañuelo o paño húmedo o incluso lavar a su bebé con agua y jabón rápidamente.

 

Autor
Laura A. Jana, MD, FAAP and Jennifer Shu, MD, FAAP
Última actualización
4/2/2014
Fuente
Heading Home With Your Newborn, 2nd Edition (Copyright © 2010 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.