Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

Creemos firmemente que en realidad no es necesario que los padres paguen un alto precio a cambio de que su bebé tenga menos gases. Dicho esto, si enfrenta los gases de su bebé, hay varias cosas que puede hacer razonablemente para intentar solucionar la situación; solo algunas de ellas se relacionan con la comida. Simplemente le sugerimos que lo intente con expectativas moderadas, debido a que la eliminación de gases es, sin duda, algo difícil de lograr.

Busque los alimentos que causan el problema

Aunque indudablemente hay alimentos que son más sospechosos que otros, identificar cuáles se encuentran en la dieta de una madre que está amamantando a menudo es más fácil decirlo que hacerlo. Aunque vale la pena prestar atención a si determinado alimento o bebida claramente causa o no el problema en su bebé, solo recuerde que los alimentos no son la única causa de los gases. Asegúrese de no eliminar al azar tantos alimentos a tal punto que se quede con muy pocos alimentos en su plato.

Fórmula para el éxito

Especialmente, en los primeros días en los que el bebé toma leche de fórmula, considere abstenerse de mezclar las leches de fórmula en polvo por el momento y use en su lugar leche de fórmula concentrada o lista para consumir; o bien, deje que la leche de fórmula en polvo acabada de mezclar se disuelva antes de servirla. Cuanto más se mezcla y agita la leche de fórmula, más burbujas de aire entran en la mezcla, lo que ocasiona que el bebé trague más aire y potencialmente se formen más gases. Asegúrese de discutir con su pediatra cualquier cambio relacionado con la leche de fórmula. Cuando el problema se relaciona con exceso de gases, posiblemente lo único que su médico recomiende sea probar una leche de fórmula diferente.

Reducir el flujo

Ayude a su bebé a tragar menos aire reduciendo el flujo de líquidos del biberón a su boca. El mejor enfoque suele ser probar diferentes biberones y tetinas.

Elimine el aire

Si los problemas de gases de su bebé lo dejan deseando poder eliminar mejor el aire del biberón cuando lo alimenta, busque biberones (por ejemplo, que tengan ventilación, que sean angulares o plegables) diseñados específicamente para evitar que los bebés traguen aire adicional al tomar del biberón.

Hágalo de la manera correcta

Intente redoblar sus esfuerzos sacándole los gases a su bebe mientras lo alimenta y después de alimentarlo. Tenga en cuenta que algunos bebés no reaccionan bien a este tipo de interrupción brusca.

Sáquele sus propios gases

Puede ayudar a su bebé a eliminar los gases no deseados, simplemente acostándolo boca arriba y moviéndole sus piernas con un movimiento de pedaleo. Aún mejor, déjelo un tiempo boca abajo. Esto no solo puede ayudar a evitar que su cabeza se aplane mientras fortalece la parte superior de su cuerpo, sino también pone bastante presión sobre cualquier gas que pueda haberse quedado adentro y ayuda a sacarlo.

Explote sus burbujas

Aunque actualmente parece no haber ningún daño relacionado con el uso de las gotas para eliminar los gases de los bebés, el mejor consejo que le podemos dar es que sabemos que puede pedir el reembolso de su dinero a cualquier fabricante o farmacia, si considera que no funcionan. Las gotas de simeticona para alivio del exceso de gases (tales como, Mylicon, la gotas para alivio de exceso de gases Little Tummys y Phazyme) pueden administrarse de forma segura hasta 12 veces al día, si es necesario, y muchos padres lo hacen. Pero por aproximadamente $12 el frasco de 1 onza (30 ml), no son precisamente baratas. Además, los estudios indican que no son tan efectivas.

 

Autor
Laura A. Jana, MD, FAAP and Jennifer Shu, MD, FAAP
Última actualización
5/1/2014
Fuente
Food Fights, 2nd Edition (Copyright © 2012 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.