Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

Muchos recipientes de comida y líquidos, incluyendo los biberones de los bebés, están hechos de policarbonato o tienen una cubierta que contiene el químico bisfenol A (BPA). El BPA se utiliza para endurecer materia plástica, evitar que las bacterias contaminen los alimentos y prevenir que las latas se oxiden.

Sin embargo, existen inquietudes sobre los posibles efectos dañinos que el BPA pueda tener sobre los humanos, particularmente en los bebés y los niños. Los estudios en animales han demostrado efectos en las funciones endocrinas en animales relacionados con la exposición al BPA. Estudios adicionales determinarán qué nivel de exposición al BPA podría causar efectos similares en los humanos. A medida que continúa la investigación, los padres preocupados pueden tomar las siguientes medidas precautorias para reducir la exposición de los bebés al BPA:

  • Evite biberones de plástico transparente o recipientes con el número 7 de reciclaje, así como las letras “PC” impresas en los mismos. Varios contienen BPA.
  • Considere utilizar biberones plásticos certificados o identificados como libres de BPA.
  • Utilice biberones hechos de plástico opaco. Estos biberones (hechos de polietileno o polipropileno) no contienen BPA. También puede buscar los símbolos de reciclaje con el número 2 o 5.
  • Los biberones de vidrio pueden ser una alternativa, pero tenga en cuenta el riesgo de lesión para usted o su bebé si se cae o rompe el biberón.
  • Debido que el calor puede liberar el BPA del plástico, considere lo siguiente:
    • No hierva los biberones de policarbonato
    • No caliente los biberones de policarbonato en el microondas
    • No lave los biberones de policarbonato en el lavaplatos

Lactancia materna La lactancia materna es otra manera de reducir la posible exposición al BPA. American Academy of Pediatrics recomienda la lactancia materna como la única fuente de nutrición para su bebé durante aproximadamente 6 meses. Cuando agrega alimentos sólidos a la dieta de su bebé, continúe la lactancia materna por lo menos hasta los 12 meses.

Si está considerando cambiar de leche de fórmula líquida enlatada a fórmula en polvo, tome en cuenta que los procedimientos de mezclado pueden variar, así que preste especial atención al preparar la leche de fórmula en polvo.

Si su bebé está bajo una leche de fórmula especializada para tratar una condición médica, no debe cambiar a otra fórmula, ya que los riesgos conocidos superarían cualquier riesgo potencial que representa el BPA.

Los riesgos asociados con darles a los bebés leche de fórmulas inapropiadas (leche condensada hecha en casa) o leche alternativa (de soya o cabra) son mucho mayores que los posibles efectos del BPA.

 

Última actualización
7/12/2013
Fuente
Adapted from Caring for Your Baby and Young Child: Birth to Age Five (Copyright © 2009 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.