Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

La diferencia más obvia entre la alimentación con biberón y la lactancia materna es que el biberón le permite ver cuánto está tomando su bebé. Dependiendo de qué clase de padre es usted, esto puede hacer que se sienta mejor, porque usted sabe lo que su bebé está recibiendo o puede darle algo nuevo con qué obsesionarse. Siempre que lea guías para la alimentación con biberón, recuerde que cada bebé es diferente. Los bebés más grandes necesitan más alimento. Su bebé puede pasar por una etapa de crecimiento y parecer tener hambre todo el tiempo, y luego puede tener un período en el que come menos durante un tiempo. En general, los bebés saben la cantidad de alimentos que necesitan para crecer. Si presta atención a las señales de hambre de su bebé, él le dirá la cantidad de comida que quiere y cuando está satisfecho.

Cómo elegir un biberón

Elegir un biberón puede ser tan difícil como escoger una leche de fórmula. Los fabricantes hacen todo tipo de afirmaciones sobre sus tetillas, que cada vez se asemejan más al funcionamiento de los senos humano o biberones que previenen el gas. No he visto buena literatura científica que apoye estas afirmaciones, así que no puedo recomendar una marca sobre otra.

¿Cuántas onzas?

Al igual que los bebés alimentados con leche materna, los recién nacidos alimentados con biberón pueden comenzar lentamente durante 2 a 3 días, a menudo tomando solo entre 1 a 2 onzas (30 a 60 ml) a la vez. Después de los primeros 2 a 3 días de vida probablemente ya tome de 2 a 3 onzas (60-90 ml) cada 3 a 4 horas. A veces, su bebé puede dormir de 4 a 5 horas entre tomas, pero necesitará una gran cantidad de alimentos en el primer mes de vida, así que si el bebé no ha despertado para comer después de 5 horas, es una buena idea despertarlo. Incluso podría considerar despertarlo después de 3 o 4 horas durante el día, con la esperanza de que duerma un poco más por la noche.

Después del primer mes de vida es probable que su bebé tome alrededor de 4 onzas del biberón cada 4 horas más o menos, al menos en promedio. Ese consumo se eleva gradualmente, de modo que a la edad de 6 meses, tomará de 6 a 8 onzas (180-240 ml) 4 o 5 veces al día. Otra forma de pensar acerca del consumo normal es por el peso; por cada libra de peso corporal, su bebé consumirá alrededor de 2 ½ onzas (75 ml) al día. Dicho esto, cada bebé es diferente y su médico lo pesará y medirá en cada examen de bienestar para determinar si su crecimiento es adecuado para su edad.

Señales de hambre

Ya sea que esté amamantando o alimentando con biberón, su bebé le dará las mismas claves para saber cuándo tiene hambre y cuándo está lleno. Empezará a moverse, se mostrará inquieto, succionará su mano y se lamerá los labios cuando necesita alimento. Soltará el pezón o tetilla, se dará la vuelta y con frecuencia se dormirá cuando está lleno. A medida que crece puede quedarse dormido con menos frecuencia y en su lugar mirar hacia arriba y sonreírle. Puede estar seguro en este momento que la toma terminó, especialmente si el bebé deja caer unas gotas de leche de fórmula en sus pantalones.

Preguntas frecuentes sobre la alimentación

Las 3 preguntas más comunes que respondo acerca de la alimentación, sin importar la fuente, son las siguientes:

  • "¿Está recibiendo suficiente?"
  • "¿Está recibiendo mucho?"
  • «¿Cuándo dejará de despertarse por la noche para comer?"

La primera pregunta ya la hemos contestado. En cuanto a mucho, es raro que un bebé necesite más de unas 7 u 8 onzas por toma o más de 36 onzas en un día. Puede succionar por comodidad más que por hambre. En cuanto a la última pregunta, la mayoría de los bebés podrán dormir toda la noche sin alimentarse entre los 2 y 4 meses de edad o cuando pesen más de unas 12 libras. Ese sentimiento energético y que desconocido que tendrá, se llama sueño de toda la noche.

Qué puede hacer

Más importante que el tipo de biberón o tetilla que use, es la forma de colocar al bebé cuando come. Deberá mantenerlo en una posición semi-vertical, con su cabeza apoyada en el hueco de su brazo. Sostenga el biberón de manera que la leche cubra completamente la tetilla, de esta manera el bebé no tragará aire. Trate de no darle el biberón a su bebé mientras está recostado sobre su espalda. Estar acostado boca arriba aumenta el riesgo de que el bebé se ahogue y permite que la leche se vaya a las trompas de Eustaquio, que podría causarinfecciones del oído medio. En las primeras semanas de vida es posible que tenga que poner suavemente la tetilla en su mejilla para estimular el reflejo de agarre.

 

Cuándo llamar al médico

La sobrealimentación a menudo resulta en regurgitación y contribuye a la obesidad. Si su bebé está tomando más de 7 u 8 onzas por toma o más de 36 onzas por día, consulte a su médico.

 

Autor
David L. Hill, MD, FAAP
Última actualización
7/12/2013
Fuente
Dad to Dad: Parenting Like a Pro (Copyright © American Academy of Pediatrics 2012)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.