Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

Aunque reconocen los beneficios de la lactancia materna, las madres, como también los padres, pueden sentir que la alimentación con biberón le da a la madre más libertad y tiempo para realizar tareas aparte de las que involucran el cuidado del bebé. El padre, los abuelos, las niñeras e incluso los hermanos mayores pueden alimentar a un bebé con leche materna o leche de fórmula en un biberón. Esto puede darles más flexibilidad a algunas madres.

Existen otros motivos por los cuales algunos padres se sienten más cómodos con la alimentación con biberón. Saben exactamente cuánto alimento recibe el bebé y no hay que preocuparse por la dieta de la madre o los medicamentos que podrían afectar la leche.

Aún así, los fabricantes de leche de fórmula todavía no han encontrado una forma de reproducir los componentes que hacen que la leche humana sea tan singular. Aunque la leche de fórmula proporciona los nutrientes básicos que un bebé necesita, le faltan los anticuerpos y muchos de los otros componentes que solo la leche materna contiene.

La alimentación con leche de fórmula también es costosa y puede representar un inconveniente para algunas familias. La leche de fórmula se debe comprar y preparar (a menos que use los tipos más caros y listos para usar). Esto significa viajes a la cocina a la mitad de la noche, así como más biberones, tetillas y otro equipo. La contaminación involuntaria de la leche de fórmula también debe considerarse un riesgo potencial.

Si ya decidió alimentar a su bebé con biberón, tendrá que empezar por seleccionar una leche de fórmula. El pediatra le ayudará a elegir una con base en las necesidades de su bebé. American Academy of Pediatrics (Academia Americana de Pediatría) no recomienda las leches de fórmula elaboradas en casa, pues tienden a tener deficiencias de vitaminas y otros nutrientes importantes. En la actualidad existen muchas variedades y marcas de leches de fórmula comerciales de dónde elegir.

 

Última actualización
7/12/2013
Fuente
Caring for Your Baby and Young Child: Birth to Age 5 (Copyright © 2009 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.