Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

Prebióticos (que significa “para la vida”) es una palabra con la que se puede encontrar cuando compra leche de fórmula para su bebé. Algunas leches de fórmula están fortificadas con estos prebióticos, que son tipos de bacterias vivas. Son bacterias "buenas" o "amigables" que ya se encuentran presentes en altos niveles en el sistema digestivo de los bebés que se amamantan. En los bebés que se alimentan con leche de fórmula, introducir los prebióticos en las leches de fórmula está diseñado para promover un equilibrio de bacterias en los intestinos de su bebé y compensar el crecimiento de organismos “no amigables” que podrían ocasionar infecciones e inflamación.

Los tipos más comunes de prebióticos son cepas de pequeños organismos llamados Bifidobacterium y Lactobacilos.Algunas investigaciones han demostrado que estos prebióticos pueden prevenir o tratar los desórdenes como diarrea infecciosa y dermatitis atópica (eczema) en niños. También se están estudiando otros posibles beneficios médicos, incluyendo si los prebióticos pueden reducir el riesgo de su hijo a las alergias relacionadas con los alimentos y el asma, prevenir las infecciones de las vías urinarias o mejorar los síntomas del cólico infantil.

Con muchas de estas condiciones médicas, la evidencia que confirma cualquier efecto positivo de uso de prebióticos está limitada y es necesario realizar más investigaciones. En este momento, pareciera que ocurre cualquier beneficio únicamente mientras se toman prebióticos. Una vez su bebé deja de consumir leche de fórmula fortificada con prebióticos, la bacteria en los intestinos regresará a sus niveles previos.

Antes de darle a su hijo leche de fórmula para bebé que esté fortificada con prebióticos, discuta el tema con su pediatra.

 

Última actualización
7/12/2013
Fuente
Caring for Your Baby and Young Child: Birth to Age 5 (Copyright © 2009 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.