Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

¿Debo darle jugo a mi bebé?

Los bebés no necesitan tomar jugo. Los bebés de menos de 6 meses de edad no deben tomar jugo. Sin embargo, si decide darle jugo, solo hágalo después que cumpla 6 meses de edad, dele únicamente jugos que contengan 100 por ciento de fruta y sírvaselo en un vaso, no en un biberón. Para ayudar a prevenir las caries, no le dé biberón a su hijo al acostarlo en su cuna. Si lo hace, asegúrese de que el biberón solo contenga agua.

Limite el jugo a no más de 4 onzas al día y ofrézcaselo solo con una comida o merienda. Si le da más de lo indicado, su apetito se reducirá y no comerá otras comidas más nutritivas, como la leche materna o la leche de fórmula. Tomar mucho jugo también puede provocarle dermatitis del pañal, diarrea o aumento excesivo de peso.

Dele a su hijo más agua si padece de sed entre comidas. Durante los meses calurosos en los que su hijo pierde líquidos al sudar, ofrézcale agua 2 o más veces al día. Si vive en un área donde el agua contiene fluoruro, beber agua también impedirá que tenga caries en el futuro.

¿Mi bebé necesita agua?

Los bebés sanos no necesitan agua adicional. La leche materna y la leche de fórmula brindan todos los líquidos que necesitan. Sin embargo, con la introducción de alimentos sólidos, podrá agregar agua a la dieta de su bebé. Además, una pequeña cantidad de agua será necesaria cuando el clima es muy caluroso, pero consulte al pediatra de su hijo acerca de cuánto puede darle. Si vive en un área donde el agua contiene fluoruro, tomar agua también impedirá que le salgan caries en el futuro.

**American Academy of Pediatrics recomienda que durante los primeros 6 meses de vida la única fuente de alimento de su bebé debe ser la leche materna. Cuando introduzca comidas sólidas a la dieta de su bebé, continúe amamantándole hasta que cumpla por lo menos 12 meses de edad.

 

Última actualización
4/2/2014
Fuente
Starting Solid Foods (Copyright © 2008 American Academy of Pediatrics, Updated 2/2012)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.