Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

Las leches de fórmula generalmente vienen en forma líquida lista para usar, en forma líquida concentrada y en polvo. El tipo que funcionará mejor para usted depende probablemente de la cantidad de leche de fórmula que planea utilizar, del lugar donde planea utilizarla (la fórmula que viene lista para alimentar es definitivamente muy conveniente cuando está fuera de casa) y de la cantidad que desea gastar.

Así como la mayoría de ustedes con el embarazo se acostumbra a pensar en semanas en lugar de meses, darle biberón a su bebé requerirá que piense en onzas y que las adopte como la unidad estándar de medida. Para prepararle adecuadamente, primero le aclararemos las medidas básicas que necesitará para alimentar exitosamente a su bebé con leche de fórmula.

1 onza = 30 cc (centímetros cúbicos) = 30 mL (mililitros)
8 onzas líquidas = 1 taza
32 onzas líquidas = 1 cuarto

Ahora que ya tiene un marco de referencia, nos referiremos a la substancia real de la preparación de la leche de fórmula.

  • Polvo.El concepto simple en este caso es que usted añade polvo a una cantidad de agua medida previamente y procede a agitar la mezcla de manera prolongada. En lo que asumimos como un intento para evitar errores de mezcla, la mayoría de la leche de fórmula en polvo se mezcla de acuerdo a la misma receta: 1 medida de polvo por cada 2 onzas de agua.La leche de fórmula en polvo viene en latas que contienen suficiente polvo para hacer de 90 onzas a más de 200 onzas de leche de fórmula preparada. Ciertamente es la elección más económica y realmente le cae muy bien a la mayoría de bebés. Puede decidir si desea mezclar los biberones en el momento o si desea preparar los biberones de todo el día y refrigerarlos.
  • Líquido concentrado.Esta es la opción de fórmula a la que solo tiene que agregarle agua según se indica y agitar. De nuevo, la mezcla y medida es un procedimiento bastante sencillo, ya que todas las marcas de fórmula concentrada requieren cantidades iguales de agua y fórmula concentrada. Si desea preparar un total de 4 onzas líquidas de leche de fórmula, necesitará mezclar 2 onzas líquidas de fórmula concentrada con 2 onzas de agua. Por supuesto, muchas personas optan por mezclar una lata completa de fórmula concentrada (13 onzas líquidas) con la misma cantidad de agua. Las 26 onzas líquidas resultantes de leche de fórmula lista para usarse se tapan y guardan en el refrigerador durante las siguientes 48 horas. Mientras que algunos padres consideran que la fórmula concentrada es más fácil, limpia y conveniente que la fórmula en polvo, esa conveniencia tiene un precio.
  • Lista para usar.Con esta opción, no tiene que mezclar, medir o desordenar. Se vende normalmente en envases de 2,6 u 8 onzas líquidas (en paquetes de 4 a 24 unidades) o en envases/latas de 1 cuarto (32 onzas líquidas ) . El uso de la fórmula que viene lista para usarse no necesita ninguna indicación. Lo que ve es con lo que alimenta a su bebé. Aunque el letrero “Lista para usarse” es relativamente pequeño y no siempre está destacado en la etiqueta, sería difícil no darse cuenta por el alto precio que la distingue. Aunque comprar leche de fórmula lista para usarse inevitablemente cuesta más que la mayoría de fórmulas, queda muy poco margen de error (suponiendo que no la confunda con leche concentrada y la diluya con agua). También es la manera más fácil de evitar exponer a su recién nacido a mucho fluoruro. Las latas selladas pueden almacenarse de manera conveniente a temperatura ambiente. Una vez abiertas, las porciones no utilizadas pueden cubrirse y refrigerarse hasta por 48 horas.

 

Autor
Laura A. Jana, MD, FAAP and Jennifer Shu, MD, FAAP
Última actualización
4/2/2014
Fuente
Heading Home With Your Newborn, 2nd Edition (Copyright © 2010 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.