Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

¿Arroz, avena o cebada? ¿Qué cereal para bebés u otro alimento estará en el menú de la primera comida sólida de su bebé? ¿Ha fijado una fecha?

A esta altura, usted puede tener un plan o estar confundido porque ha recibido demasiados consejos de parte de la familia y amigos con diferentes opiniones. Para ayudarlo a prepararse para la transición de su bebé a los alimentos sólidos, continúe leyendo para obtener más información de la American Academy of Pediatrics (AAP).

¿Cuándo puede mi bebé empezar con los alimentos sólidos?

A continuación se presentan lineamientos del libro de la AAP Nutrition: What Every Parent Needs to Know (Nutrición: lo que todo padre necesita saber). Recuerde que cada niño estará preparado según su propio ritmo de desarrollo. 

  • ¿Puede mantener la cabeza levantada? Su bebé debe ser capaz de sentarse en una silla alta, un asiento para comer o un asiento de seguridad para infantes con buen control de la cabeza.
  • ¿Abre la boca cuando se le acerca el alimento? Los bebés pueden estar listos si lo miran comer a usted, tratan de alcanzar su comida y parecen ansiosos por que se los alimente.
  • ¿Puede pasar la comida de una cuchara a su garganta? Si usted le ofrece una cuchara de cereal de arroz y el bebé la empuja para sacarla de la boca y le cae en el mentón, es posible que no tenga la capacidad de llevarlo a la parte trasera de la boca para tragarlo. Es normal. Recuerde que nunca antes había comido nada más espeso que la leche materna o la leche de fórmula. Puede llevarle tiempo acostumbrarse a esto. Pruebe diluirlo las primeras veces. Después, gradualmente vaya espesando la textura. También es recomendable esperar una semana o dos y volver a probar.
  • ¿Es lo suficientemente grande? Generalmente, cuando los bebés llegan al doble del peso que tenían al nacer (generalmente, a alrededor de los 4 meses) y pesan alrededor de 13 libras o más, es posible que estén listos para los alimentos sólidos.

NOTA: La AAP recomienda la lactancia materna como la única fuente de nutrición para su bebé durante alrededor de 6 meses. Cuando agregue alimentos sólidos a la dieta de su bebé, continúe dándole el pecho hasta los 12 meses, como mínimo. Puede continuar dándole el pecho después de los 12 meses, si así lo desean usted y su bebé. Consulte con el médico de su hijo acerca de los suplementos de vitamina D y hierro durante el primer año.

¿Cómo alimento a mi bebé?

Empiece con media cucharada o menos y hable con su bebé durante el proceso (“Mmm, ¿ves qué rico que es esto?”). Es posible que su bebé no sepa qué hacer al principio. Es posible que parezca confundido, arrugue la nariz, juegue con la comida en la boca o la rechace totalmente.

Una forma de hacer que comer alimentos sólidos por primera vez sea más fácil es darle a su bebé un poco de leche materna y/o leche de fórmula primero. Luego, dele media cucharada muy pequeña de comida y termine con más leche materna y/o leche de fórmula. Esto evitará que su bebé se frustre cuando tenga mucha hambre.

No se sorprenda si la mayor parte de las primeras comidas de alimentos sólidos terminan en la cara, las manos y el babero de su bebé. Aumente gradualmente la cantidad de comida, empezando con solo una cucharadita o dos. Esto le permite a su bebé tener tiempo para aprender cómo tragar sólidos.

No haga que su bebé coma si llora o se voltea cuando le da de comer. Vuelva a amamantarlo o a darle el biberón en forma exclusiva durante un tiempo antes de volver a probar. Recuerde que empezar a comer alimentos sólidos es un proceso gradual y, al principio, su bebé seguirá obteniendo la mayor parte de su nutrición de la leche materna y/o la leche de fórmula.

NOTA: No ponga cereal para bebé en un biberón porque su bebé se podría asfixiar. También puede aumentar la cantidad de alimento que come su bebé y puede hacer que aumente demasiado de peso. Sin embargo, puede ser recomendable poner cereal en un biberón si su bebé tiene reflujo. Consulte con el médico de su hijo.

¿Qué alimento debería darle primero a mi bebé?

Para la mayoría de los bebés, no importa cuáles son los primeros alimentos sólidos. Por tradición, generalmente primero se introducen los cereales de un solo tipo de grano. Sin embargo, no existe evidencia médica que indique que introducir alimentos sólidos en cualquier orden determinado presente una ventaja para su bebé.

Aunque muchos pediatras recomendarán empezar con verduras antes que con las frutas, no existe evidencia de que a su bebé no le vayan a gustar las verduras si primero se da fruta. Los bebés nacen con una preferencia por los dulces. El orden en el que se introduzcan los alimentos no cambia esto.

Si su bebé se ha alimentado más que nada con leche materna, se puede beneficiar de la comida para bebés hecha con carne, que contiene fuentes de hierro y zinc más fáciles de absorber, que se necesitan a los 4 a 6 meses de edad. Consulte con el médico de su hijo.

Los cereales para bebé están disponibles premezclados en envases individuales o secos, a los que le puede agregar leche materna, leche de fórmula o agua. Cualquiera sea el tipo de cereal que use, asegúrese de que está hecho para bebés y fortalecido con hierro.

¿Cuándo puede mi bebé probar otros alimentos?

Una vez que su bebé aprenda a comer un alimento, dele otros alimentos gradualmente. Dele a su bebé un nuevo alimento por vez y espere, al menos, de 2 a 3 días antes de empezar con otro. Después de cada alimento nuevo, preste atención a si tiene reacciones alérgicas, como diarrea, erupción o vómitos. Si se produce cualquiera de estas reacciones, deje de usar el alimento nuevo y consulte al médico de su hijo.

Generalmente, las carnes y las verduras contienen más nutrientes por porción que las frutas o los cereales. Muchos pediatras recomiendan no dar huevos ni pescado durante el primer año de vida debido a las reacciones alérgicas. Pero no existe evidencia que indique que introducir estos alimentos con alto contenido de nutrientes después de los 4 a 6 meses de edad determine si su bebé será alérgico a ellos o no.

En el término de algunos meses después de empezar a comer alimentos sólidos, la dieta diaria de su bebé debe incluir una variedad de alimentos cada día, que puede incluir los siguientes:

  • Leche materna y/o leche de fórmula.
  • Carnes.
  • Cereales.
  • Verduras.
  • Frutas.
  • Huevos.
  • Pescado.

NOTA: Si usted hace su propia comida para bebés, tenga en cuenta que la espinaca, la remolacha, las habichuelas o los guisantes verdes, la calabaza y las zanahorias preparados en el hogar no son buenas opciones durante la primera infancia. Pueden contener grandes cantidades de nitratos. Los nitratos son sustancias químicas que pueden provocar un tipo inusual de anemia (recuento bajo de glóbulos rojos) en los bebés pequeños. Las verduras preparadas para la venta son más seguras porque los fabricantes hacen pruebas para detectar la presencia de nitratos. Las arvejas o guisantes, el choclo y las batatas son mejores opciones para la comida para bebés preparada en el hogar.

¿Cuándo le puedo dar a mi bebé alimentos para comer con la mano?

Una vez que su bebé pueda sentarse y llevar las manos u otros objetos a la boca, puede darle alimentos para comer con los dedos, para ayudar a que aprenda a alimentarse solo. Para evitar que se ahogue, asegúrese de que todo lo que le da a su bebé es blando, fácil de tragar y está cortado en pequeños trozos. Algunos ejemplos incluyen:

  • Trozos pequeños de banana o guineo.
  • Galletas de agua o galletas dulces tipo barquillo.
  • Huevos revueltos.
  • Pastas bien cocidas.
  • Pollo bien cocido y cortado bien chiquito.
  • Calabaza amarilla, arvejas y patatas bien cocidas y cortadas.

En cada una de las comidas diarias de su bebé, debe comer alrededor de 4 onzas o la cantidad de comida que hay en un frasco pequeño de comida para bebés pasada por el colador. Limite los alimentos que están preparados para adultos. Estos alimentos con frecuencia contienen más sal y otros conservantes.

Si desea darle a su bebé alimentos frescos, use una licuadora o una procesadora de alimentos o simplemente haga puré los alimentos más blandos con un tenedor. Todos los alimentos frescos deben estar cocidos sin agregar sal ni condimentos. Aunque puede alimentar a su bebé con bananas o guineos crudos (hechas puré), la mayoría de las demás frutas y verduras deben cocinarse hasta que estén blandas. Refrigere todos los alimentos que no use y fíjese si tienen algún signo de descomposición antes de dárselos a su bebé. Los alimentos frescos no están libres de bacterias, así que se echarán a perder antes que los alimentos que estén en una lata o un frasco.

NOTA: No le dé a su bebé ningún alimento que requiera que mastique a esta edad. No le dé a su bebé ningún alimento que lo pueda poner en riesgo de que se ahogue, incluidas salchichas (incluidos la carne en barra [“salchichas” para bebés]), frutos secos y las semillas, pedazos de carne o queso, uvas enteras, palomitas de maíz, pedazos de mantequilla de maní (o de cacahuate), verduras crudas, pedazos de frutas, como pedazos de manzana, ni caramelos o dulces duros o pegajosos.

¿Qué cambios puedo esperar después de que mi bebé comience a comer alimentos sólidos?

Cuando su bebé comience a comer alimentos sólidos, sus deposiciones se volverán más sólidas y de color variable. Debido a los azúcares y a las grasas agregados, también tendrán un olor más fuerte. Las arvejas y otras verduras verdes pueden hacer que sus deposiciones sean de un color verde oscuro; la remolacha puede hacer que se vuelva roja (la remolacha a veces hace que la orina también sea roja). Si las comidas de su bebé no están pasadas por el colador, sus deposiciones pueden contener trozos de alimentos sin digerir, en especial vainas de arvejas o de choclo y la cáscara de los tomates o de otras verduras. Todo esto es normal.

El sistema digestivo de su bebé aún no está maduro y necesita tiempo antes de poder procesar por completo estos nuevos alimentos. Sin embargo, si las deposiciones son extremadamente blandas, acuosas o con mucosidad, esto podría significar que el tracto digestivo está irritado. En este caso, reduzca la cantidad de sólidos e introdúzcalos de nuevo más lentamente. Si las deposiciones continúan siendo blandas, acuosas o con mucosidad, consulte al médico de su hijo para averiguar el motivo.

Los buenos hábitos de alimentación comienzan temprano.

Es importante que su bebé se acostumbre al proceso de comer: sentarse, tomar el alimento con una cuchara, descansar entre bocados y detenerse cuando no tiene más hambre. Estas experiencias tempranas ayudarán a que su hijo aprenda buenos hábitos de alimentación durante toda su vida.

Fomente las comidas familiares desde la primera comida. Cuando usted pueda, toda la familia debe comer junta. Las investigaciones sugieren que comer regularmente en familia tiene efectos positivos sobre el desarrollo de los niños.

Recuerde ofrece una buena variedad de alimentos saludables que sean ricos en los nutrientes que su hijo necesita. Observe a su hijo para detectar las señales de que ha comido lo suficiente. ¡No lo sobrealimente!

Si usted tiene alguna pregunta sobre la nutrición de su hijo, incluidas las inquietudes sobre si su hijo come demasiado o muy poco, hable con el médico de su hijo.

La información incluida en esta publicación no debe usarse como sustituto de la atención médica y el asesoramiento de su pediatra. Es posible que haya variaciones en el tratamiento que su pediatra pueda recomendar de acuerdo con hechos y circunstancias individuales.

 

Última actualización
3/13/2014
Fuente
Starting Solid Foods (Copyright © 2008 American Academy of Pediatrics, Updated 2/2012)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.