Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

​Poco tiempo después del parto, se le harán a su bebé diversas pruebas de detección para identificar diversas afecciones congénitas. Estas pruebas están diseñadas para detectar los problemas en forma temprana, a fin de tratarlos de inmediato, evitar discapacidades y salvar vidas.

Pruebas de detección

Las pruebas disponibles varían dependiendo del estado donde viva, pero todos los estados examinan la sangre del bebé para determinar si tiene afecciones genéticas y metabólicas y realizan una prueba de audición.  Muchos estados también ofrecen oximetría de pulso (mide el nivel de oxígeno en la sangre) para determinar la presencia de enfermedad cardiaca congénita.

Antes de que nazca el bebé

Antes del nacimiento de su bebé, hable con su pediatra sobre qué pruebas de detección se le realizarán a su bebé, incluidos sus beneficios y cualquier riesgo, y pregunte si es necesario que usted otorgue su consentimiento para hacerlas.

Resultados de las pruebas

Pregunte cuándo puede averiguar los resultados de las pruebas y qué significa si el resultado de la prueba no está dentro del rango normal. Esto no necesariamente significa que su bebé realmente tenga una afección congénita o genética, así que pregunte acerca de si se repetirán las pruebas y cuándo. También, revise dos veces para asegurarse de que realmente se hayan hecho las pruebas antes de que su bebé abandone el hospital.

Recursos adicionales:

 

 

Última actualización
12/1/2014
Fuente
Adapted from Caring for Your Baby and Young Child: Birth to Age Five (Copyright © 2009 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.