Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

“Cuando trajimos a nuestro bebé del hospital, colmamos de atención a su hermana mayor. Se puso su playera de “hermana grande” para ir la guardería y llevó panecillos para celebrar. Servimos su comida en un plato especial solo para hermanas grandes. Se sintió muy importante, y eso le ayudó a adaptarse a tener un nuevo bebé en casa”.

Mientras su bebé crece y supera el cuidado intermedio de la crianza, usted tendrá mucho que hacer. A veces puede ser abrumador. Tómelo con calma, pero no postergue las cosas. La preparación le da tiempo para movilizar energía por ansiedad para hacer la diferencia en el futuro de su hijo.

Prepararse para una emergencia

Los egresados de la Unidad de cuidados intensivos neonatales tienen una tasa más alta de nuevas hospitalizaciones que el promedio de la población de recién nacidos. Las razones comunes para el reingreso inesperado son la deshidratación causada por vómitos y diarrea, la infección de las vías respiratorias altas, complicaciones de hernias, apnea persistente o un aumento de la misma o reparación de la derivación.

Ahora es tiempo de prepararse para una emergencia, antes de que surja. Antes de que den a su bebé de alta, vaya al hospital en donde haya más probabilidad de que reingresen a su bebé. Conozca la ruta más rápida desde su casa y una ruta alterna, así como las ubicaciones de las entradas de emergencia del hospital, parqueos y oficina de ingreso. Sin embargo, esté preparado para llamar al sistema EMS para solicitar una ambulancia si cree que la condición de su bebé es crítica. Agregue el 911 o el número EMS de su comunidad en todos sus teléfonos y programe los números de los responsables del cuidado de su bebé en todos sus teléfonos celulares también. Estar preparado evitará entrar en pánico en caso de una emergencia.

Si sabe que su bebé regresará a casa con un monitor cardíaco, respirador u oxígeno, también debe comunicarse a los servicios públicos para asegurarse de que recibirá ayuda prioritaria en las emergencias de la comunidad. El sistema EMS (o estación de bomberos más cercana) y sus proveedores de servicios públicos (agua, electricidad y gas) deben estar conscientes de que tiene un bebé con necesidades especiales en su hogar. Pregunte al enfermero de su bebé, administrador del caso o coordinador de altas por esta carta para enviarla a las empresas de sus servicios públicos. Asegúrese de avisarles cuando su hijo ya no dependa de la tecnología o si se mudan.

Limpieza del hogar

Muchos padres sienten que deben “esterilizar” su casa con productos de limpieza industriales para eliminar gérmenes y polvo antes de que lleguen sus bebés. El animal doméstico de la familia probablemente se le prohíba el ingreso a la casa o se dé a un nuevo propietario. Aunque la intención detrás de estas precauciones es admirable, a menudo no son necesarias y por lo general no pueden mantenerse. Pocas familias pueden mantener esos altos estándares de limpieza mientras proporcionan a su bebé atención y una vida normal con las prioridades que deben tener. Confíe en el sentido común mientras se prepara, y mantiene, su casa. Una limpieza a fondo es suficiente. Las soluciones fuertes de limpieza e insecticidas en aerosol pueden dejar olores residuales que pueden irritar o incluso causar daño a su bebé.

Humo del tabaco

Los bebés, especialmente aquellos que han tenido o tienen dificultad respiratoria, corren riesgo de padecer varios problemas debido a la exposición al humo del tabaco. Nadie debe fumar en la casa, cerca del bebé o en cualquier lugar en donde el bebé pase tiempo, como en el auto.

El Comité de AAP en Salud ambiental ha identificado estos problemas por la exposición al humo de segunda mano: reducción en el crecimiento pulmonar, reducción en la función pulmonar e incremento en la frecuencia de infecciones del tracto respiratorio bajo y síntomas respiratorios. La investigación también muestra que la exposición al humo del tabaco puede causar infecciones del oído y problemas relacionados a la audición, aumento en la incidencia de hospitalización relacionada con bronquitis y neumonía e incremento en el riesgo de SMSL. Si necesita más información o documentación, por ejemplo, para convencer a la familia o amigos cercanos del peligro del humo de segunda mano para su bebé, comuníquese con la Asociación Americana del Pulmón (American Lung Association) o con el Centro de excelencia Julius B. Richmond.

Animales domésticos

Las mascotas son miembros importantes de la familia. Olvidar a un compañero querido puede causar resentimiento. Por el contrario, prepare a su animal doméstico para la llegada del bebé. Traiga a casa ropa o frazadas con el aroma de su bebé antes de que le den de alta. Los hermanos pueden ayudar pasando más tiempo con el animal doméstico. Esté alerta por signos de agresión o celos cuando su bebé llegue a casa y nunca deje a su perro o gato sin supervisión cerca de su nuevo bebé.

La atención extra y la disciplina solucionará la mayoría de los problemas. Mantener a su animal doméstico fuera del área de descanso del bebé puede ayudar a reducir el riesgo de que el pelaje o caspa puedan irritar los conductos respiratorios del bebé. Cuando el desarrollo de su bebé sea lo suficientemente maduro para acostarse fuera de la cuna, coloque una frazada limpia o alfombra debajo del bebé para prevenir que el pelo, la caspa, el polvo y las fibras de la tapicería irriten las vías respiratorias del bebé mientras juegue. Evalúe detenidamente todos los factores involucrados en tener un animal doméstico y hable con los responsables de la atención médica mientras toma la decisión sobre un enfoque razonable.

Hermanos

Prepare a su hijo mayor para lo que puede ser la vida cuando su hermano o hermana bebé llegue a casa. Planifique pasar tiempo a solas con cada uno de sus otros hijos poco después de que llegue su bebé a casa y repítalo a diario. Fomente y permítales hablar de sus sentimientos. Esto reducirá los episodios de malos comportamientos. La mayoría de los libros sobre la crianza de los hijos incluyen información sobre cómo adaptarse a un nuevo bebé.

Visitas

Necesitará un plan para el control del tráfico para visitas. Empiece a pensar acerca de esto antes de que den de alta a su bebé y establezca un programa de visitas. No rechace ofertas de ayuda, pero use su calendario para dar seguimiento de quién está planificando visitar. Establezca límites a la cantidad de visitas a su casa. Sus necesidades merecen la máxima prioridad y atender a otros probablemente ahora no esté arriba en su lista. Permita que sus amigos y familiares lejanos sepan que ustedes necesitan tiempo para adaptarse al nuevo bebé en la casa y que les harán saber cuando estén listos para recibir visitas. Su familia y amigos que se preocupan por ustedes respetarán su necesidad de privacidad y les darán el tiempo que necesiten para realizar este ajuste.

 

Última actualización
5/20/2013
Fuente
Newborn Intensive Care: What Every Parent Needs to Know, 3rd Edition (Copyright © 2009 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.

Nuestros patrocinadores

Entérese del compromiso de nuestros patrocinadores para tener niños sanos: