Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

A menos que haya recibido instrucciones especiales en cuanto a las posiciones para dormir por parte del proveedor de atención de su bebé, recuerde que todos los bebés, incluyendo los niños prematuros y los que nacen con bajo peso, deberán colocarse boca arriba para dormir.

Para los niños prematuros con distrés respiratorio (displasia broncopulmonar o deficiencia pulmonar crónica) y para los niños o bebés prematuros con determinados desórdenes de las vías aéreas superiores (como el Síndrome de Robin), enfermedad de reflujo gastroesofágico u otros problemas médicos, puede ser necesario realizar estudios del sueño antes de dar el alta del hospital para determinar la posición más segura para dormir. Cualquier alteración a la recomendación para Dormir boca arriba la deberá discutir con su proveedor de atención médica.

Puede ser que haya visto a su bebé acurrucado boca abajo en la UCIN, sobre una almohada suave y rodeado por mantas enrolladas (o cojines comerciales para posicionamiento) para promover la flexión. Estuvo en esta posición durante una etapa temprana en la vida de su bebé para disminuir el reflujo gastrointestinal, mejorar el tono del desarrollo o disminuir otros síntomas como apnea y mientras se encontraba bajo estricta supervisión médica y monitoreo cardiorespiratorio. No coloque a su bebé boca abajo ni de lado para dormir cuando esté en casa. Coloque a su bebé boca arriba para dormir.

Cosas que puede hacer para reducir el riesgo de SMIS:

 

  • No arrope demasiado ni cubra con demasiadas mantas a su bebé ni suba demasiado la temperatura en la habitación de su bebé. Su bebé debería usar ropa liviana para dormir y la temperatura de la habitación deberá sentirse cómoda para un adulto con ropa liviana. Su bebé no debe sentirse caliente al tacto y no debe estar húmedo ni sudando. Tenga presente que continuar usando una gorrita de lana en casa puede hacer que a su bebé le dé calor y por lo tanto, no se recomienda. Su bebé deberá poder mantener la temperatura de su cuerpo sin la gorrita de lana cuando vaya a casa.
  • Algunos estudios sugieren encender un ventilador de techo o un ventilador pequeño en la habitación de su bebé para una mejor circulación; que puede ayudar a disminuir el riesgo de SMSI (actualmente no está comprobado).
  • Coloque a su bebé en un colchón firme cubierto solo con una sábana. Evite superficies blandas para dormir, como camas y almohadas esponjosas, pelotas suaves o camas de agua que pueden incrementar el riesgo de asfixia para su bebé.
  • Evite fumar dentro de la casa o el tabaquismo materno. El tabaquismo materno durante el embarazo se ha identificado como el factor de mayor riesgo en casi todos los estudios del SMSI. Fumar dentro de la casa ha surgido como un factor de riesgo independiente a SMSI. Se aconseja evitar la exposición de un niño a humo de segunda mano por varias razones además del riesgo de SMSI.
  • Considere ofrecer un chupete a la hora de la siesta y a la hora de dormir durante el primer año de vida. Aunque el motivo es desconocido, se ha demostrado que los chupetes disminuyen el riesgo de SMSI. Si su bebé no quiere recibirlo o si se le sale de la boca, no lo obligue ni apoye el chupete.
  • Evite los dispositivos comerciales que se promueven para reducir SMSI o las herramientas de desarrollo que se usan en la UCIN para propiciar la flexión y contención. No se ha comprobado que alguno de estos sea suficientemente eficaz o seguro.
  • No utilice monitores cardiorespiratorios para el hogar en un esfuerzo por reducir el riesgo de SMSI; porque no lo reducen.

Inquietudes acerca de dormir boca arriba

La mayoría de los nuevos padres conocen las recomendaciones de colocar a los bebés boca arriba para dormir. Sus propios padres o abuelos, sin embargo, criaron a "niños que dormían boca abajo" y pueden tener las siguientes inquietudes acerca de dormir boca arriba:

 

  • Asfixia. El temor más común sobre la posición boca arriba para dormir es que el bebé escupirá y se asfixiará mientras duerme. Si su hijo que recibió el alta satisfactoriamente de la UCIN tiene alguna situación especial con relación a los riesgos, usted lo sabrá antes de que le den el alta y recibirá instrucciones especiales para la posición al dormir. Los niños que recibieron el alta satisfactoriamente de la UCIN pueden girar sus cabezas o proteger sus vías aéreas si escupen.
  • Cabeza plana. Llamado técnicamente plagiocefalia por posición, la cabeza de su bebé puede estar plana en la parte de atrás y delgada a los lados. Usualmente, la cabeza se redondea a medida que su bebé madura, sostiene su cabeza erguida de manera independiente y pasa menos tiempo durmiendo boca arriba. Mientras tanto, estimule bastante tiempo supervisado de sueño boca abajo cuando su bebé esté despierto y evite colocar a su bebé en asientos de seguridad para niños o “saltarines” durante períodos de tiempo excesivamente prolongados. Cambie la posición de su bebé en la parte frontal de la cuna cada ciertas semanas o cambie la cuna al otro lado de la habitación (la atención del bebé se enfocará en el centro de la habitación en lugar de la pared) para que no siempre esté acostado del mismo lado de su cabeza. Estas estrategias deberán ayudar a eliminar la presión en la parte trasera de la cabeza. Si ocurre plagiocefalia a pesar de estas medidas preventivas, hable con su proveedor de atención médica sobre una referencia a un terapeuta ocupacional o físico.
  • Desarrollo motor retrasado. Algunas personas se preocupan porque el bebé pasa mucho tiempo boca arriba, tomará bastante tiempo dominar el arte de darse la vuelta. Permitir que el bebé tenga suficiente tiempo boca abajo con supervisión mientras que esté despierto creará los músculos necesarios del cuello y hombros que necesita para darse la vuelta.

Asegúrese de que cualquier persona que cuide de su bebé conozca la importancia de colocarlo boca arriba para dormir. Los bebés que están acostumbrados a dormir boca arriba y luego se colocan boca abajo para dormir (por ejemplo, en la siesta) tienen muy alto riesgo de SMSI.

 

Última actualización
6/27/2014
Fuente
Newborn Intensive Care: What Every Parent Needs to Know, 3rd Edition (Copyright © 2009 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.