Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

Algunos bebés van a casa directamente al salir de la UCIN, pero la mayoría de los bebés de la UCIN eventualmente son trasladados a una unidad inferior para atención menos intensiva antes de darlos de alta. Esta unidad inferior puede encontrarse dentro de la UCIN en sí o estar muy cerca. Algunas UCIN trasladan a los bebés a un hospital comunitario, posiblemente más cerca de su casa, para una convalecencia continua.

Saber qué esperar en cuanto a rutinas, los miembros del personal y su rol durante este período de hospitalización, ayudará a aliviar su estrés y le permitirá participar más en la atención de su bebé.

Atención intermedia definida

El nombre de la unidad inferior y los bebés que califican para la admisión varía dependiendo del hospital. La unidad puede recibir el nombre de atención intermedia, UCIN inferior, atención especial, unidad de prematuros en crecimiento, unidad Nivel II o algo similar. De cualquier manera que se llame la unidad, el traslado de su bebé significa que ha madurado más de lo necesario para el apoyo vital de cuidados intensivos. Con algunas raras excepciones, su bebé supera las crisis de vida y muerte y se encuentra camino a casa. Los parámetros para la atención intermedia varían ampliamente entre un pabellón de recién nacidos y otro, en general, su bebé sale del ventilador y ahora necesita menos cuidados intensivos de lactancia y observación.

A medida que su enfermero de la UCIN lo prepara para la transición de su bebé hacia esta nueva fase de atención, puede describir el pabellón de recién nacidos en cuidado intermedio como un lugar más tranquilo, con más capacidad de trabajar con los ciclos para que su bebé duerma-despierte y las habilidades de interactuar con menos entornos ajetreados.

Debido a que los bebés en crecimiento necesitan mucho descanso tranquilo, la hora de la alimentación es usualmente el mejor momento para interactuar; por lo tanto, su enfermero puede sugerirle que empiece a usar este tiempo con su bebé, aprender sobre su personalidad en surgimiento, indicios y comportamientos. Su bebé ya no necesita cuidados intensivos de lactancia frecuente, así que es posible que su enfermero tenga otros 3 a 4 bebés bajo su cuidado. Algunas instalaciones de cuidados intermedios mantienen al mismo personal de lactancia (su bebé puede seguir con el mismo enfermero primario) durante toda la hospitalización. O bien, el enfermero en la unidad de cuidados intermedios puede supervisar especialmente a los asistentes capacitados de lactancia que ayudan con la alimentación, signos vitales y otras tareas de atención. El personal de terapia ocupacional o física puede estar más accesible en el área de atención intermedia ya que trabajan con usted y su bebé con las destrezas de alimentación, posición, consuelo y otras tareas de comportamiento y físicas. En cuidados intermedios, generalmente existe un mayor enfoque en la participación de los padres.

Aprender a cuidar de su bebé es la idea central de sus visitas. Cuando llama para verificar a su hijo en cuidados intermedios, es muy posible que haya un enfoque diferente en lo que se le informa. A menos que ocurra alguna complicación, la condición de su bebé cambiará con mucha menos frecuencia que en la UCIN. Las pruebas de laboratorio, rayos X y otras pruebas son menos frecuentes en cuidados intermedios y las alarmas de monitoreo se escuchan con menos frecuencia. Este personal se enfoca en el progreso de su bebé y sus planes para participar activamente en la atención y planificación del alta.

Cambios emocionales

En la UCIN, probablemente desarrolló relaciones confiables con los miembros del personal, usualmente el personal que siempre discutió el caso de su bebé abierta y honestamente y estaba dispuesto a escuchar sus sentimientos e inquietudes. Si su traslado al pabellón de recién nacidos en cuidado intermedio significa un cambio de personal, probablemente extrañará las relaciones laborales cómodas que compartió. Usted y su bebé necesitarán algún tiempo para conocerse con un nuevo equipo y aprender a comunicarse bien con ese equipo. Eventualmente, desarrollará una buena comunicación y relaciones de confianza con los miembros del personal en el pabellón de recién nacidos en cuidado intermedio, al igual que lo hizo con los miembros de la UCIN.

A medida que las cosas se tranquilizan, posiblemente note que las emociones de las últimas semanas se aferran a usted. Las mayores crisis de su bebé terminaron, pero a medida que empieza a relajarse, también puede empezar a sentir las emociones que hasta ahora no había experimentado por sus preocupaciones. Puede ser que haya estado muy asustado o agobiado para expresar algunos de estos sentimientos, pero ahora parecen salir para tumbar a su pareja, al personal del pabellón de recién nacidos y a cualquier otra persona que esté dispuesto a escuchar. Esta explosión se tranquilizará eventualmente.

Existen maneras para controlar estas emociones. Piense en lo que está sintiendo. Considere su comportamiento como una expresión de emoción abrumadora. Hable con un amigo, su pareja o un consejero. Escriba un diario o hable con una grabadora. El período de tiempo que toma este proceso depende del tiempo en el que su hijo se encontró en la UCIN, con cuánta anticipación nació su hijo, cuántas crisis de vida y muerte experimentó su bebé en la UCIN, su sistema de apoyo y su estilo personal de adaptación. Pregúntele al enfermero de su bebé si el hospital tiene un grupo de apoyo, trabajador social, especialista en enfermería clínica, capellán u otra persona que apoye las necesidades emocionales de los padres. Pregunte si tienen padres "que egresaron" de la UCIN que trabajan como voluntarios para hablar con las familias sobre sus experiencias similares en la UCIN. No tema compartir sus sentimientos con el médico, enfermera profesional, médico asistente o enfermera de turno que cuidan de su bebé. Todos están disponibles para ayudarle. Estas emociones y sentimientos son normales. Tenga presente que lo que ha estado pasándole sería muy estresante para cualquier padre. Encuentre destrezas de adaptación que funcionen para usted.

Hasta ahora ha observado y aprendido bastante sobre las prácticas de la UCIN, su mayor desafío para adaptarse a esta nueva unidad será aceptar que diferente no necesariamente significa malo.Ajustarse a nuevos rostros y nuevas rutinas tomará tiempo. Puede ser necesario que revise sus técnicas de comunicación y las afine a medida que realiza las negociaciones para un nuevo plan de atención para su bebé. SI no recibe una lista de orientación para la unidad de cuidados intermedios, revise su lista de orientación de la UCIN original y pregunte por el plan para el resto de la hospitalización de su bebé. Este esfuerzo comunicará a su personal que usted está interesado en saber cómo funciona esta nueva unidad. Más importante, le ayudará a sentirse cómodo para que se pueda enfocar en aprender a cuidar de su bebé antes de que le den el alta. Además de aprender sobre las rutinas de la nueva unidad, informe al personal sobre lo que le gusta y lo que no le gusta a su bebé, incluyendo sus patrones normales de comportamiento. Apreciarán más la información durante este período de ajuste para usted y su bebé.

 

Última actualización
4/2/2014
Fuente
Newborn Intensive Care: What Every Parent Needs to Know, 3rd Edition (Copyright © 2009 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.