Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

Incluso antes del nacimiento, los días de su bebé estaban divididos entre períodos de sueño y de conciencia. En el octavo mes de embarazo o antes, sus períodos de sueño consistían en las mismas dos fases que todos experimentamos:

  1. Sueño con movimiento ocular rápido (o MOR) , que son los momentos durante los cuales se tiene un sueño activo. Durante esos períodos, sus ojos se mueven debajo de los párpados cerrados, como si estuviera viendo cómo se desarrolla un sueño. También parecerá asustarse, crispar el rostro y hacer movimientos bruscos con las manos y los pies. Todos son signos normales de sueño MOR.
  2. Sueño sin movimiento ocular rápido, el cual consta de cuatro fases: somnolencia, sueño ligero, sueño profundo y sueño muy profundo. Durante la progresión que va desde la fase de somnolencia hasta la fase de sueño más profundo, su bebé se vuelve cada vez menos activo, su respiración se vuelve más lenta y silenciosa, de manera que en el sueño más profundo está prácticamente inmóvil. Durante la etapa de sueño sin MOR se sueña muy poco, si es que se sueña.

Al principio, su bebé recién nacido probablemente dormirá cerca de dieciséis horas al día, divididas entre siestas de tres o cuatro horas espaciadas uniformemente entre las comidas.

Cada uno de estos períodos de sueño incluirá cantidades relativamente iguales de sueño con y sin MOR, organizado en este orden: somnolencia, sueño MOR, sueño ligero, sueño profundo y sueño muy profundo.

Después de dos a tres meses el orden cambiará, por lo que a medida que crece, pasará a través de todas las fases sin MOR, antes de entrar en el sueño MOR. Este patrón durará hasta la edad adulta. A medida que crece, disminuye la cantidad de sueño MOR y su sueño en general será más tranquilo. A la edad de tres años, los niños pasan un tercio o menos del tiempo total de sueño en sueño MOR.

 

Última actualización
4/2/2014
Fuente
Sleep: What Every Parent Needs to Know (Copyright © 2013 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.