Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

​Los bebés sanos y en crecimiento generalmente no necesitan ser despertados para ser amamantados o para ser alimentados con el biberón.

Si su bebé no está haciendo lo siguiente, hable con su pediatra para saber si lo tiene que despertar en la noche:

  • No está subiendo de peso de forma continua.
  • No se está alimentando de 8 a 12 veces durante el día si es un bebé que está lactando o de 5 a 8 veces si es alimentado por biberón.
  • Orina normalmente y moja por lo menos 4 pañales al día
  • Tiene por lo menos 3 deposiciones normales al día. La mayoría de los bebés lactantes tienen deposiciones más frecuentes que son blandas y de textura granosa.

Métodos concretos para ayudar a los recién nacidos a dormir

  • Ayúdele a quedarse dormido con una sensación agradable, por ejemplo meciéndolo, o chupando el pulgar o la mano o succionando el pecho materno sin buscar nutrición. Sin embargo, nunca ponga a su bebé en la cuna con un biberón para que se reconforte. El azúcar natural de muchos líquidos promueve el crecimiento de batería que puede causar caries dentales y los efectos pueden ser particularmente graves cuando el residuo de azúcar permanece en la boca toda la noche. Esto puede resultar en un deterioro dental grave, conocido como caries del biberón, en el desarrollo de los dientes primarios. Un líquido, inclusive el agua, que se aposa en la boca puede llegar a las trompas de Eustaquio, esos pequeños canales localizados entre la garganta y el oído. Esto puede dar a lugar a que se presenten infecciones de los oídos.
  • Préstele mucha atención al bebé cuando esté despierto. Especialmente al principio cuando los bebés necesitan sentirse tranquilos y seguros. Cargar a su bebé y ser sensible a sus señales y a sus necesidades no es una forma de malcriarlo ni de promover su comportamiento.
  • Preste atención a los señales del bebé cuando está adormilado o agotado. Cuando aprende a interpretar las señales de su bebé lo puede ayudar a que se quede dormido antes de que se esté agotado. Estas señales se vuelven más fáciles de interpretar a medida que conoce más a su bebé y a la vez le hace más fácil el proceso de ayudarlo a que se pueda dormir.

Lo más importante es atender a las necesidades de su bebé desde el principio para que el bebé pueda regular los ciclos del sueño y sus emociones.

Lo que significa verdaderamente tener buenos hábitos para dormir

Es importante que los padres, los encargados del cuidado de los niños, los familiares y amigos entiendan que a esta edad un niño con buenos hábitos para dormir es un niño que se despierta con frecuencia, pero que puede volverse a dormir solo. No quiere decir que es un bebé que duerme sin despertarse por 10 horas seguidas en la noche. El despertarse con frecuencia es apropiado para el desarrollo y le permite al bebé despertarse en el caso de que no esté recibiendo suficiente oxigeno o si tiene problemas para respirar. El dormir sin ser perturbado por periodos prolongados a esta edad no es saludable.

 

 

Última actualización
4/2/2014
Fuente
Sleep: What Every Parent Needs to Know (Copyright © 2013 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.