Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

“Dormir como bebé” puede tener diferentes significados para diferentes personas, usualmente dependiendo de si alguna vez han tenido o han cuidado de un bebé en el pasado. Para casi todos los recién nacidos esto por lo general significa tener la capacidad de dormirse en cualquier momento y en cualquier lugar, mientras que al mismo tiempo sin ninguna intención de hacer alguna “sugerencia” sobre cómo, cuándo o dónde poner tal talento en práctica. Puede encontrarse con aquellas personas que ya se han aventurado en el camino de la paternidad antes que usted que simplemente moverán su cabeza comprensivamente y le desearán suerte para lograr que su recién nacido se despierte cuando usted quiere/necesita que lo haga, e incluso le desearán mejor suerte aún para lograr que se duerma cuando usted lo desea. Debido a que estamos comprometidos con ayudarle a establecer expectativas apropiadas para usted y su bebé, vamos a abarcar el tema completo del sueño primero al ayudarle a obtener el estado de ánimo correcto. Decidimos empezar al proporcionarle algunos logros básicos importantes relacionados con el sueño.

  • Sueño diario. El recién nacido promedio pasa por lo menos 16 horas al día durmiendo, pero puede haber grandes diferencias de un recién nacido al otro. La cantidad total de sueño que los bebés necesitan en cualquier día específico de 24 horas disminuye gradualmente con el tiempo, pero aún suma un poco más de 14 horas a los 6 meses de edad y solo un poco menos de 14 horas al cumplir 1 año de edad.
  • Siestas. Seguro, muchos recién nacidos hacen siestas de 1 a 2 horas, pero antes de que usted planifique su itinerario basándose en cualquier idea preconcebida del tiempo de las siestas, permítanos añadir que la duración de las siestas de la mayoría de recién nacidos también es muy variable y tiende a dispersarse a través del día (y la noche) de manera totalmente aleatoria e impredecible. El itinerario de 3 siestas al día con el cual pueda estar familiarizado se debe considerar un patrón de sueño al que debe aspirar con el tiempo, debido a que los recién nacidos no se acostumbran a este tipo de rutina de siestas hasta después de un mes o dos. Incluso entonces, puede tomar algunas semanas o meses adicionales antes de que pueda contar con una siesta por la mañana, una al principio de la tarde y una al principio de la noche. 
  • La noche contra el día. Durante los primeros días y semanas de la paternidad, probablemente descubrirá que no hay mucho que distinga sus días de sus noches. Generalmente solo parecen mezclarse en una gran confusión de privación del sueño. Eso se debe a que dependerá casi completamente del momento en que su recién nacido decida despertarse y decida dormir. La mayoría de recién nacidos pasan iguales cantidades de tiempo durmiendo durante el día que durante la noche, una tendencia que puede ser muy desafiante para aquellos como nosotros, acostumbrados más a un enfoque de estar despierto durante el día y dormido durante la noche. Al final del primer mes, la mayoría de recién nacidos logran descifrar cómo consolidar su sueño en lapsos más largos y empiezan a tener por lo menos un lapso extenso de sueño cada día de 24 horas. Así que con algo de suerte, será bendecido con un bebé que decida elegir la noche como el momento correcto para hacerlo. Y para encontrar la verdadera luz al final del túnel: Para cuando cumplen 3 meses de edad, muchos bebés obtienen aproximadamente dos tercios de su sueño diario total durante la noche.

 

Autor
Laura A. Jana, MD, FAAP and Jennifer Shu, MD, FAAP
Última actualización
9/2/2014
Fuente
Heading Home With Your Newborn, 2nd Edition (Copyright © 2010 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.