Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo a prevenir las caries dentales?

La caries dental (caries de la primera infancia) es la enfermedad infecciosa más crónica de la infancia. Las caries también pueden llamarse caries del período de lactanciao caries causadas por el biberón.

Las caries dentales se desarrollan cuando la boca del bebé se infecta con bacterias productoras de ácido. También se desarrollan cuando los dientes y las encías de los niños están expuestos a líquidos o alimentos distintos del agua, durante períodos largos. Las bacterias que hay en la boca transforman en ácidos los azúcares naturales o añadidos a los líquidos o alimentos. Este ácido disuelve la parte externa de los dientes, lo que provoca las caries.

La forma más común en que esto ocurre es cuando los padres ponen a sus hijos a dormir con un biberón de leche de fórmula, leche, jugo (incluso diluido), refrescos, agua con azúcar o bebidas azucaradas. También puede ocurrir cuando a los niños se les permite beber continuamente de una taza para sorber o chupar un biberón que contiene cualquier bebida que no sea agua.

Para prevenir las caries:

  • Nunca ponga a su hijo a dormir con un biberón o alimento.
  • Cuando su hijo ya tenga dientes, límpiele la boca suavemente con un paño húmedo después de cada comida para limpiar los dientes y las encías.
  • Dele a su hijo un biberón o una taza de entrenamiento con alguna bebida que no sea agua, solo durante las comidas.
  • Enseñe a su hijo a beber de una taza normal tan pronto como sea posible, preferiblemente entre los 12 y 15 meses de edad.
  • Si su hijo va a tener un biberón o una taza de entrenamiento durante largos períodos, llénela con aguasolamente.
  • Evite alimentar a su hijo con comidas o refrigerios pegajosos, ricos en azúcar o almidón.

 

Última actualización
4/2/2014
Fuente
Nutrition: What Every Parent Needs to Know (Copyright © American Academy of Pediatrics 2011)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.