Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

El margen de atención para los niños de 6 a 9 años de edad es todavía corto (no es broma) y existe dificultad al tratar de procesar la información de muchas fuentes. La mayoría de estos niños todavía necesitan una forma más profunda de mostrar y explicar la instrucción. No hay que esperar que ellos recuerden instrucciones largas y detalladas y que las lleven a cabo completamente, o corre el riesgo de un episodio de una sobrecarga cerebral.

Las expectativas poco realistas de los instructores pueden dar lugar a situaciones desagradables si los niños no son capaces de completar una larga lista de juegos. La enseñanza visual y verbal en segmentos cortos es un enfoque mucho más exitoso.

Los instructores y los niños tienen una sensación de logro al completar muchas pequeñas tareas con éxito que cuando completan parcialmente una tarea grande y complicada. Recuerde que algunos de nosotros como adultos todavía enfrentamos desafíos con la memoria y ni siquiera podemos recordar una lista de compras sin tener que escribirla. Gracias a Dios por las pequeñas notas adhesivas.

Los deportes y las actividades con destrezas complejas requieren una evaluación rápida de la situación, la toma de una decisión rápida y los niveles de madurez de las destrezas de transición. Ejemplos de algunos de estos deportes son las formas más avanzadas de fútbol, baloncesto, hockey, voleibol, béisbol, polo acuático, softbol, lacrosse y el fútbol americano. Por supuesto, los niños pueden estar adquiriendo conocimientos sobre los conceptos básicos de estos deportes a una corta edad, pero no espere un alto nivel de rendimiento en la mayoría de los niños en este grupo de edad debido a que el desarrollo de la memoria y los patrones de pensamiento complejo es todavía limitado.

Como siempre, hay excepciones a la regla. Conozco algunas de ellas personalmente. Si su hijo es uno de esos casos poco comunes, celebre el hecho de que él está adelantado a su programa, permita que su talento se conserve por un tiempo como el buen vino y tenga cuidado de no sentir la necesidad de apresurarlo para que avance rápidamente. En general, estas actividades son difíciles de comprender más allá de lo básico para la mayoría de los niños pequeños y la atención debe centrarse en continuar perfeccionando las destrezas básicas y de transición, la condición física general y la técnica.

Anteriormente se ha mencionado que la práctica de las destrezas en niños pequeños no parece ayudarles a mejorar su capacidad en el futuro. Por el contrario, existen pruebas que sugieren que en los grupos de edad de 6 a 9 años, la práctica de algunas destrezas puede producir un efecto más positivo en la mejora de los deportes en general, así como una ventaja en la habilidad en comparación con los niños que no practican y que luego tratan de obtener las mismas destrezas. Esta información no se aplica a todos los deportes y la investigación es limitada, sin embargo, es alentador que la práctica de las destrezas básicas en esta edad valga la pena el esfuerzo. No haga una montaña de un grano de arena ni empiece a forzar la práctica de su hijo debido a que la práctica en esta edad parece beneficiar solamente en algunos deportes, no en todos.

 

Autor
Paul R. Stricker, MD, FAAP
Última actualización
10/2/2013
Fuente
Sports Success Rx! Your Child’s Prescription for the Best Experience (Copyright © 2006 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.