Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

"Mi hijo tiene dificultad continuamente con sus tareas escolares. Hemos intentado lo que la maestra ha sugerido. ¿Debo considerar hacerle pruebas para servicios de educación especial?"

Programe otra reunión con la maestra teniendo esta pregunta específica en cuenta. Revise con la maestra cualquier ayuda adicional que su hijo esté recibiendo ahora y otras estrategias que se hayan intentado. Hable sobre los problemas que aún existen y qué otros métodos puede considerar. Si la conferencia no produce ninguna nueva dirección a seguir, esté preparado para solicitar que su hijo reciba evaluaciones adicionales incluyendo una consulta con la maestra de educación especial, el enfermero de la escuela, un asesor escolar y el pediatra de su hijo. También podría solicitar que el director y la maestra de educación especial participen en esta reunión para responder algunas preguntas y proporcionar ideas.

Al final de la conferencia, asegúrese de que se ha establecido un plan y que tiene claro cuál será el siguiente paso. Si ya ha programado las pruebas u otras evaluaciones o las reuniones de consulta, informe a su hijo sobre esto y por qué lo está haciendo. Él debe comprender que las pruebas están diseñadas para determinar métodos adicionales para ayudar a que el aprendizaje y las tareas escolares sean más fáciles para él.

"¿Por qué la escuela de mi hijo realiza pruebas estandarizadas?"

En muchos distritos escolares, los niños regularmente recibirán una batería de pruebas estandarizadas, diseñada por la universidad, el estado o servicios educativos privados y calificada por una computadora. Estos están diseñados para proporcionar una medida de los logros de un niño o el nivel de destrezas en ciertas materias. En otros distritos los resultados se pueden utilizar para colocar a los niños en clases o programas específicos y para medir su necesidad de recibir servicios adicionales. Algunas escuelas reportan que las calificaciones de pruebas colectivas se utilizan solo para examinar la dirección global de la escuela y las necesidades de evaluar el desempeño de los maestros.

Los oponentes de estas pruebas exponen que estas miden solo ciertos componentes de los logros e inteligencia del niño y no toman en cuenta otros ingredientes importantes para el éxito, como la creatividad, la motivación y un enfoque práctico hacia la vida.

Usted debe saber cuáles son las calificaciones de su hijo y cómo se están usando en su escuela. Si los resultados de su hijo en estos tipos de pruebas no son buenos, y su escuela hace un uso extenso de sus resultados, debe considerar varias opciones. Si su hijo aprende bien, a pesar de estas calificaciones, podría darle tutorías para tomar estas pruebas. Además, pregunte qué información apropiada se debe agregar al expediente de su hijo sobre sus fortalezas y éxitos.

"¿Debe permitírsele a mi hijo que use una calculadora?"

Todos los niños deben tener la capacidad de realizar la mecánica de la matemática sin usar una calculadora. Una vez han dominado estas destrezas y pueden analizar los problemas, entonces el uso de la calculadora puede ser apropiado, pero solo si la maestra lo aprueba. Hable con la maestra sobre este tema y pregunte las razones para su decisión.

Tenga en cuenta que el que su hijo use una calculadora o no para la escuela o para las tareas, él debe aprender cómo usar una. Además, siempre es apropiado jugar juegos de números con la calculadora. Por ejemplo, puede calcular un problema en su cabeza mientras su hijo verifica su respuesta en la calculadora; cambie de papeles para el siguiente problema.

"¿Debo comprar una computadora para mi hijo?"

Es importante que su hijo aprenda destrezas básicas del teclado y la computadora. Muchas escuelas están capacitando a los estudiantes de la escuela primaria en las destrezas de computación y han descubierto que los jóvenes tienen aptitud para desarrollar estas destrezas. Hay muchos programas de aprendizaje computarizado que los estudiantes utilizan en la escuela para practicar y revisar las destrezas matemáticas y del idioma.

Incluso si tener una computadora en casa es una opción para su familia, no existe un consenso entre los educadores sobre si es esencial. Hay otros factores que debe considerar:

  • ¿Su hijo tiene un problema de aprendizaje especial que pudiera beneficiarse al trabajar con una computadora? Por ejemplo, ¿un problema muscular o neurológico hace difícil que él escriba con un lápiz y papel, y por lo tanto una computadora puede hacer más fácil que él haga su tarea y su trabajo de clase?
  • ¿Tiene el tiempo y el dinero para encontrar, comprar y enseñar a su hijo programas educativos?
  • ¿Se usará la computadora casi exclusivamente para videojuegos?
  • ¿Interferirá esto con el tiempo familiar?

EL tiempo e interés de los padres y no la capacidad de una computadora son los ingredientes clave para el aprendizaje en casa. Si tiene una computadora en su casa, debe monitorear cuidadosamente su uso, la supervisión es algo necesario. Primero, las computadoras pueden absorber demasiado tiempo de su hijo, consumiendo el tiempo que de otra manera estaría disponible para las tareas, juegos y actividad física. Segundo, los niños pueden acceder fácilmente a las salas de conversación de internet y algunas tienen contenido violento o sexual que es completamente inapropiado para los niños en edad escolar.

 

Última actualización
5/21/2013
Fuente
Caring for Your School-Age Child: Ages 5 to 12 (Copyright © 2004 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.