Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

Cuando usted era niño, ¿el director de su escuela algunas veces azotaba a los estudiantes que se portaban mal? O ¿se abofeteaba a los jóvenes con la mano abierta o se les golpeaba con una correa o regla en la escuela?

El castigo físico sigue siendo parte de la política disciplinaria de varias escuelas, sancionado por las leyes en veintitrés estados. Al menos 470,000 estudiantes fueron sometidos a un castigo corporal durante el año escolar 1993-1994, según las estadísticas más recientes disponibles.

Sin embargo, los estudios demuestran de forma consistente que el castigo físico en los niños de edad escolar no es efectivo. American Academy of Pediatrics considera que el castigo corporal en realidad puede tener una influencia negativa sobre la auto-imagen de un niño y por lo tanto, interferir con su logro académico. El castigo no enseña un comportamiento más apropiado o autodisciplina e incluso puede hacer que un joven se comporte más agresiva y violentamente. El comportamiento antisocial es más bajo entre los niños a quienes nunca se les ha nalgueado.

En un número muy limitado de circunstancias, puede ser necesario que el director u otro oficial de la escuela deban restringir físicamente a un estudiante para proteger a ese niño u otros estudiantes de una lesión física o evitar daños a la propiedad. La Academia está trabajando para animar a las juntas escolares y a las legislaturas a prohibir el castigo corporal en las escuelas de todos los estados y adoptar métodos alternativos para manejar el comportamiento de un estudiante.

 

Última actualización
7/10/2014
Fuente
Caring for Your School-Age Child: Ages 5 to 12 (Copyright © 2004 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.