Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

El inicio de todo año escolar puede ser un tiempo particularmente emocionante -y generador de ansiedad- durante los años intermedios de la niñez. Aunque los jóvenes esperen con entusiasmo ver a sus viejos amigos otra vez, puede que estén aprensivos acerca de su nuevo maestro y, en algunos casos, una nueva escuela.

Averigüe los aspectos básicos

Los días o semanas inmediatamente previas al primer día de escuela, haga un esfuerzo por encontrar algo de información básica acerca de lo que le espera a su hijo.Por ejemplo:

  • ¿Cuál será el horario diario?
  • ¿A qué hora inicia y finaliza la escuela cada día?
  • ¿Debe llevar su hijo una lonchera con su almuerzo y un refrigerio a la escuela, proporcionan ahí las comidas o tiene opción de comprarlas?
    • Si el almuerzo está programado relativamente tarde, su hijo querrá un refrigerio más sustancioso por la mañana.
  • ¿Es necesario cierto tipo de vestimenta para las clases de educación física y los recesos?
    • Algunos padres olvidan que los niños salen al aire libre para el receso y en el invierno lo que puede significar gorros, guantes, botas y talvez pantalones para la nieve, incluso si los niños no necesitan llevarlos puestos en el auto o en el autobús.
    • Averigüe si su hijo debe llevar o no zapatos para cambiarse.

Si es posible en el distrito de su escuela, visite la escuela con su hijo para ver su nueva aula y conocer al nuevo maestro antes de que la escuela inicie de manera oficial.

Seguridad

Aunque las reglas de seguridad probablemente se discutan en clase, no espere esa instrucción: Haga sus propias reglas específicas para la situación de su hijo. De una manera suave pero firme, diga a su joven: "Estas reglas son una manera de cuidarnos a nosotros mismos." Tranquilícelo al saber que él puede mantenerse a salvo. Revise estos temas de seguridad varias veces durante el año.

Si su hijo se irá caminando a la escuela:

  • Camine con él la ruta para evaluar la seguridad de la misma.
  • Averigüe acerca de los patrones de tráfico y protecciones en los cruces peatonales.
  • Instruya a su hijo a permanecer en las aceras y calles principales y no tomar atajos por callejones o áreas con árboles que pueden de alguna forma estar desiertas.
  • Si un hermano mayor asiste a la misma escuela, mejor que caminen juntos. De lo contrario, puede buscar a un niño mayor y responsable que viva en su vecindario que pueda sentirse agradado al ser invitado a acompañar a su joven a la escuela.A medida que sus hijos se vuelven mayores, recuerde buscar en su vecindario a niños jóvenes que le ayuden de esta forma.

Política de ausentismo escolar:

¿Cuál es la política de la escuela para comprobar qué estudiantes están ausentes? Particularmente si la escuela lo fomenta, llame temprano en la mañana cuando su hijo se ausente. Esto proporcionará una medida adicional de seguridad para su hijo, ya que si no se presenta a la escuela, será más probable que la secretaria de la escuela lo corrobore con usted.

Si su hijo llega en bicicleta o en patineta a la escuela:

¿La escuela tiene políticas acerca de las bicicletas o patinetas? Algunas escuelas requieren cascos y cerraduras a los ciclistas. Antes del primer día de escuela, revise las reglas básicas con su joven. Al insistirle a su hijo que use casco y siga todas las directrices de seguridad para ciclistas, por ejemplo, fomentará un comportamiento que salvará potencialmente su vida y puede volverse un hábito para toda la vida.

Pregunte al personal de la escuela si su comunidad cuenta con un programa que ofrezca cascos para niños sin costo; si no hay tal programa en su área, hable con otros padres acerca de iniciar uno para aumentar la cantidad de niños que usen cascos y, por consiguiente, que el uso de uno sea más aceptado socialmente por su hijo. Use su propio casco cada vez que use una bicicleta o patineta para dar el ejemplo adecuado de comportamiento de seguridad.

 

Última actualización
5/19/2013
Fuente
Caring for Your School-Age Child: Ages 5 to 12 (Copyright © 2004 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.