Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

A pesar de su alta inteligencia y talentos, algunos niños con talentos especiales no viven su potencial en la clase. Estos son los niños con talentos especiales que también tienen discapacidad de aprendizaje. Más niños que niñas caen dentro de esta categoría.Aproximadamente, 10 por ciento de los niños con talentos especiales están retrasados en lectura en dos o más niveles y aproximadamente 30 por ciento de los niños con talentos especiales tienen discrepancia significativa entre su potencial, según las mediciones de las pruebas de inteligencia y sus logros.

Cuando un especialista educativo diagnostica un vacío o bajo rendimiento, buscará las señales como discrepancia significativa entre las áreas verbales y no verbales de una prueba de CI o entre las calificaciones de una prueba de CI y una prueba de logros estandarizados. La evaluación también puede incluir pruebas de aptitud, al igual que evaluaciones emocionales, conductuales y familiares.

En algunos casos, los padres pueden tener expectativas especialmente altas o irreales de un niño con talentos especiales. Estos padres pueden tener dificultad para comprender por qué un niño de superior inteligencia o talento no desarrollado. Pueden culpar a la escuela por no proporcionar el estímulo y desafíos adecuados a través de su currículum y enseñanza. Pueden criticar a la escuela por hacer énfasis en la conformidad en lugar de la originalidad y creatividad.

Los niños con talentos especiales con bajo rendimiento están especialmente propensos a desarrollar un mal concepto propio. Pueden crecer de manera negativa sobre sí mismos y sentirse incompetentes, rechazados y aislados. Sus expectativas de sí mismos tienden a disminuir a medida que enfrentan continuamente frustraciones y falta de éxito a largo plazo.

Hable con el director de su escuela, un especialista de aprendizaje o un profesional que trabaja con niños con talentos especiales para que le ayuden a su hijo dotado con bajo rendimiento a que se ponga al día. Posiblemente su hijo estaría mejor en un aula regular recibiendo atención especial que en un aula especial para niños con talentos especiales. No ignore el problema y espere que se resuelva por sí mismo. Nuevamente, el reconocimiento temprano de la situación y la intervención apropiada darán mejor resultado.

 

Última actualización
7/10/2014
Fuente
Caring for Your School-Age Child: Ages 5 to 12 (Copyright © 2004 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.