Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

La mayoría de hospitales le darán de alta a usted y a su bebé en cuarenta y ocho horas si su parto es vaginal. Sin embargo, si tuvo una cesárea, puede permanecer en las instalaciones por cuatro a cinco días. Si su bebé nace en un centro de nacimiento alternativo, posiblemente podrá irse a casa en un período de veinticuatro horas. No obstante, solo porque a un bebé sano a término se le pueda dar de alta del hospital en menos de cuarenta y ocho horas no significa que esto necesariamente debería ocurrir.

American Academy of Pediatrics considera que la salud y el bienestar de la madre y su hijo es primordial. Debido a que cada niño es diferente, la decisión de dar de alta a un recién nacido se debe tomar dependiendo del caso. Si un recién nacido deja el hospital antes, el médico debe examinarlo trascurridas veinticuatro a cuarenta y ocho horas después de haberle dado de alta.

Antes de tomar la decisión sobre cuándo debe irse a casa, usted y su médico deben considerar cuidadosamente las ventajas y desventajas. Desde una perspectiva emocional y física, hay argumentos para una estancia corta (uno a dos días) y una estancia larga (tres o más días). A algunas mujeres simplemente no les gusta estar en el hospital y se sienten más cómodas y relajadas en casa; tan pronto como ellas y su bebé son declarados sanos y capaces de viajar, están dispuestas a irse. Al hacer que su estancia en el hospital sea corta, ciertamente se ahorran dinero o le ahorran dinero a su compañía de seguros. Sin embargo, con frecuencia muchas mamás nuevas no pueden descansar tanto en la casa como lo hacen en el hospital, especialmente si hay niños más grandes que requieren atención. Tampoco es posible que obtengan acceso al valioso apoyo que los enfermeros capacitados pueden ofrecerle en el hospital durante los primeros días de la lactancia materna y cuidado del bebé.

Si un recién nacido deja el hospital antes de tiempo, se le deben realizar todas las pruebas pertinentes para un recién nacido como una prueba de detección auditiva; además, un pediatra debe examinarlo transcurridas veinticuatro a cuarenta y ocho horas después de haberle dado de alta. Por supuesto, se debe llamar al médico inmediatamente si un recién nacido parece estar desganado o con fiebre, está vomitando, tiene dificultad para comer o desarrolla un color amarillo en su piel (ictericia).

Antes de dejar el hospital, su casa y auto deben estar equipados con por lo menos lo más esencial. Asegúrese de que tiene un asiento de seguridad para niños aprobado federalmente y que sea adecuado para el tamaño de su bebé; además, que lo haya instalado correctamente mirando hacia atrás en el asiento trasero de su vehículo. Es extremadamente importante que siga cuidadosamente las instrucciones del fabricante del asiento de seguridad sobre la instalación y el uso adecuado, y si es posible, es útil que verifique la instalación del asiento de seguridad con un técnico certificado en seguridad de pasajeros infantiles para asegurarse de que lo haya instalado correctamente.

En su casa necesitará un lugar seguro para que el bebé duerma, suficientes pañales y suficiente ropa y sábanas para mantenerlo calientito y protegido. Si está alimentando a su bebé con leche de fórmula, también necesitará un suministro de leche de fórmula.

 

Última actualización
3/31/2014
Fuente
Caring for Your Baby and Young Child: Birth to Age 5 (Copyright © 2009 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.