Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

Si no siente ganas de llorar durante los primeros días o semanas después de ser padre, entonces considérese afortunado. Sin embargo, si usted es una nueva madre, las probabilidades son que encuentre difícil de explicar los ataques de tristeza o sentimiento de “depresión” que parecen presentarse poco después de la llegada de su bebé. Con frecuencia se llama “tristeza posparto”, y afecta entre 70 y 80 por ciento de todas las madres.

Llorar y sentir verdadera tristeza son los síntomas principales de la tristeza posparto. Otros síntomas pueden incluir problemas para dormir, fatiga, fuertes reacciones emocionales y cambios en el peso corporal.

Las hormonas como desencadenantes

Es difícil decir exactamente qué ocasiona la tristeza posparto, pero existe una explicación médica para al menos algunos de los síntomas: los cambios hormonales por los que el cuerpo de la nueva madre está pasando. Cuando una mujer está embarazada, su cuerpo produce las hormonas femeninas estrógeno y progesterona en cantidades mucho mayores. Pero durante las primeras 24 horas después del parto, estos niveles de hormonas disminuyen rápidamente a sus niveles que ya no son de embarazo. Los investigadores consideran que estos repentinos cambios hormonales pueden ocasionar la depresión de manera similar que las hormonas menstruales pueden desencadenar estos síntomas.

En algunas mujeres, otra causa probable de estos síntomas después del embarazo es una disminución en las hormonas de la tiroides, las cuales son producidas por la glándula tiroides (ubicada en el cuello). Estas hormonas ayudan a regular la manera en que su cuerpo usa la energía. Los bajos niveles de la tiroides pueden ocasionar sentimientos de depresión o irritación, problemas para dormir y para concentrarse y aumento de peso.

Combine estos cambios en su cuerpo con los cambios dramáticos en su vida, los sentimientos normales de sentirse abrumada con las nuevas responsabilidades, presión de ser una madre “maravillosa”, un sentimiento de pérdida en relación con la vida que tenía antes y tiene una receta para la tristeza posparto.

Cómo superar la tristeza posparto

Para la mayoría de mujeres, la tristeza posparto es temporal, usualmente desaparece en el transcurso de unos días o una semana después del parto. Los síntomas usualmente no son severos y hay maneras bastante simples y efectivas para manejarlos:

  • Duerma suficiente. Haga siestas cuando su bebé duerme.
  • Quítese la presión. No puede hacer todo por su cuenta, ¿quién puede? Haga lo que pueda y deje el resto para después o para que alguien más lo haga.
  • Evite pasar demasiado tiempo sola.
  • Obtenga ayuda y soporte de su cónyuge o pareja, familiares y amigos.
  • Unase a un grupo de apoyo para nuevas madres.
  • Haga suficiente ejercicio.

 

Más tristeza de lo normal

Para 1 de 10 nuevas madres, la tristeza progresa a una extensa depresión posparto que puede volverse tan grave que dificulte que pueda cuidar de su bebé o de usted misma. Puede durar desde semanas hasta meses y usualmente requiere asesoría y tratamiento. Las nuevas madres que se encuentran abrumadas, frustradas, ansiosas, con ganas de llorar persistentes o deprimidas y que no pueden explicar o quitarse estos sentimientos, no deben sufrir en silencio ni deben sentir vergüenza. En lugar de eso, deben hablar con su médico inmediatamente y recibir apoyo, y en algunos casos, el tratamiento que necesitan.

Los síntomas de la depresión posparto pueden ir desde leves hasta severos. Estos pueden incluir los mismos síntomas que la tristeza posparto, pero también incluyen:

  • Sentimientos de culpa, falta de valor o ansiedad
  • Falta de energía o motivación
  • Dormir demasiado o muy poco
  • Problemas para enfocarse, recordar o tomar decisiones
  • Pérdida de interés en las actividades que usualmente disfruta
  • Alejarse de los amigos y familia

Para las madres que sufren de depresión posparto, hay tratamientos efectivos. Con frecuencia, el tratamiento incluirá alguna combinación de un medicamento antidepresivo, psicoterapia y terapia en un grupo de apoyo. Algunos antidepresivos pueden presentar riesgos para los bebés que se están amamantando o para las mujeres embarazadas, así que es importante hablar cuidadosamente con su médico antes de tomar medicamentos antidepresivos.

Si se le diagnostica depresión posparto, hay cosas que puede hacer para ayudarse además de seguir el plan de tratamiento de su médico. Las mismas sugerencias para superar la tristeza posparto pueden ser muy útiles para superar la depresión posparto. Cualquier paso que su médico y usted decidan que son los mejores, es importante que siga el plan de tratamiento para la depresión.

Al extremo: Psicosis posparto

Por cada 1,000 nuevas madres, 1 enfrentará una condición aún más atemorizante: psicosis posparto. Los síntomas regularmente empiezan durante las primeras 6 semanas después del parto y pueden incluir:

  • Cambios rápidos en el estado de ánimo
  • Falsas ilusiones
  • Confusión
  • Alucinosis.
  • Trastornos del sueño
  • Pensamientos obsesivos sobre el bebé

Las mujeres que han sido diagnosticadas con trastorno bipolar o una condición conocida como trastorno esquizoafectivo tienen mayor riesgo de padecer de psicosis posparto. Las mujeres que padecen de psicosis posparto necesitan recibir atención médica de inmediato, con frecuencia incluyendo la hospitalización. En cualquier momento que se presentan estos síntomas, es muy importante que hable con un profesional de atención médica tan pronto como sea posible.

 

Última actualización
3/31/2014
Fuente
Healthy Children Magazine, Summer 2007
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.