Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

Las destrezas se adquieren principalmente por medio del juego no estructurado, de modo que se debería fomentar el juego activo como jugar a la pega. Si existe algún juego organizado, debería ser muy breve, y dejar que la mayor parte del tiempo los niños simplemente jueguen entre ellos. Deben ocurrir cambios frecuentes de jugadores para exponer a los niños a diferentes posiciones. No lleve puntuaciones. La competición auténtica no ofrece ventaja y debería evitarse durante este grupo de edad.

Los objetivos primarios de la actividad deportiva para niños pequeños y niños mayores deberían ser la alegría, la experimentación, la exploración y divertirse. Da escalofríos pensarlo, lo sé, pero enfrente los hechos. Los niños recién comienzan a desarrollar las destrezas intelectuales y de pensamiento necesarias para las actividades y la seguridad del próximo nivel a aproximadamente las edades de 5 a 6 años. Y si esto no lo deja boquiabierto, lo siguiente lo hará: las investigaciones muestran que la participación en programas de deportes durante los años de la primera infancia no parece otorgar ninguna ventaja a largo plazo para el futuro rendimiento deportivo. ¡Oh no! ¿Significa esto que pasar 3 horas al día practicando con su hija de 4 años de edad no la hará una mejor deportista en el kindergarten o en la escuela primaria? Es correcto. Las destrezas específicas se pueden perfeccionar mediante práctica repetitiva solamente después de que se haya alcanzado el nivel correcto de desarrollo motriz. Actividades básicas al nivel del suelo para niños, tales como caminar, correr, nadar, actividades de volteretas en danza y gimnasia para principiantes, fútbol soccer básico, artes marciales básicas y patinaje se sugieren como actividades apropiadas. Además, caminar, correr y nadar son actividades que también desarrollan las destrezas fundamentales que son importantes para la seguridad durante toda la vida.

Estas actividades pueden formar bases sólidas para el ejercicio y la participación en deportes sobre las cuales las futuras destrezas puedan constituir las piedras angulares para la Gran Muralla de los Deportes. Sin embargo, como precaución: simplemente porque estas actividades pueden iniciarse a temprana edad en la vida, eso no significa que estos deportes deberían ambicionarse agresivamente a temprana edad en la vida. Todos hemos visto momentos olímpicos que muestran el auge de estrellas del deporte que empezaron su práctica a la edad de 3 años. Pero eso no significa que hayan comenzado a entrenar sustancialmente o a competir intensamente a los 3 años de edad. Con frecuencia, otros padres y jóvenes atletas malinterpretan estas situaciones debido a que no siempre conocemos el resto de la historia. Estos jóvenes se convirtieron posteriormente en competidores olímpicos debido a muchos factores adicionales que solo una fecha de inicio temprano, y las investigaciones del Comité Olímpico de Estados Unidos muestran que la mayoría de competidores olímpicos señalan con precisión que contaban con el apoyo de sus padres, no se les presionaba y permanecieron en su deporte por el amor que sentían hacia él y porque los divertía. Las actividades deportivas se pueden iniciar a temprana edad, si se les aborda con una actitud de cero presiones que se enfoque únicamente en las destrezas básicas y no con el supuesto de que esto es el inicio de un debut olímpico o profesional.

Los beneficios del ejercicio general y del muestreo de muchos deportes a lo largo del camino son críticos para que su niño tenga el resultado con el mayor potencial  de éxito posible. Sin embargo, algunos niños deciden (o si es el caso que sus padres decidan por ellos) especializarse en cierto deporte a una edad muy temprana. Esta práctica de hecho no cuenta con el apoyo del Consejo de la AAP sobre Medicina Deportiva y Acondicionamiento Físico, debido a los riesgos potenciales de especialización prematura en deportes. Las acciones repetitivas y largas horas de entrenamiento pueden sobrecargar el cuerpo en crecimiento del joven y causar lesiones por exceso de uso, tales como tendinitis, lesiones de la placa epifisaria y fracturas por tensión. Como lo mencioné al inicio del libro, las lesiones por exceso de uso se están volviendo algo muy común entre nuestros atletas jóvenes. Cuanto más temprano comience un niño a volverse exclusivo en un deporte, más pronto puede mostrar signos de sobrecarga. Es notorio en los nadadores que presenten inflamación del hombro debido a la alta cantidad de brazadas que realizan durante la práctica. Los chicos que practican deportes de lanzamiento pueden ensancharse la placa epifisaria del hombro o del codo por tensión. Los gimnastas pueden sobrecargar la placa epifisaria de la muñeca, con lo que pueden causar que finalice su crecimiento prematuramente. Los deportes que requieren doblarse o retorcerse repetitivamente pueden causar fracturas microscópicas de la columna vertebral. Canten conmigo: “Estas son algunas de las cosas que menos me gustan”.

Especializarse en un deporte a una edad muy temprana también puede conducir a un desarrollo asimétrico de destrezas. Es posible que esto no parezca ser un problema mayor si el niño se desempeña bien en ese deporte. Aún así, si ese niño es bueno únicamente en una sola cosa y luego resulta lesionado o desea cambiar de deporte, se encontrará ante un déficit. Enfocarse en solo un deporte a una edad temprana también conlleva a cortaduras y moretones mentales. Puede ocurrir falta de destrezas de socialización si a un niño se le aísla de sus amigos y de la vida fuera de este deporte. Si la presión de la competición se enfatiza antes de que el niño esté emocionalmente listo, el niño puede quemarse y tener que retirarse de un deporte antes de los años de la adolescencia. Por otro lado, hay claramente ejemplos de chicos jóvenes que se especializan a temprana en deportes, tienen un resultado exitoso positivo y también hacen la transición hacia el resto de la sociedad al final de sus carreras deportivas. Si tan solo todos ellos pudieran tener la misma suerte.

Cuando los niños son pequeños, son un paquete que apenas está empezándose a desenvolver. El proceso es tan emocionante porque usted y yo no podemos predecir el obsequio final simplemente con agitar la caja. Las fases del desarrollo se encuentran en movimiento, así que diviértase observando el cambio en su hijo. La diversión es buena para niños y adultos. ¿No es impresionante cuánto del proceso de desarrollo ocurre después de los 3 grandes pasos de rodar, levantarse y caminar? Puesto que más de estas secuencias permanecen sin descubrir, es mi deseo que todos respetemos estas limitaciones naturales y permitamos que nuestros hijos maximicen cada nivel a lo largo del camino para producir el resultado más exitoso posible.

 

Autor
Paul R. Stricker, MD, FAAP
Última actualización
5/28/2014
Fuente
Sports Success Rx! Your Child’s Prescription for the Best Experience (Copyright © 2006 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.