Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

El acné es la afección casi universal que parece decir, "¿Pensabas que la adolescencia no era lo suficientemente difícil?" A juzgar por sus orígenes, el acné es un caso de exceso de algo bueno. Durante la pubertad, las glándulas sebáceas que protegen la piel de afecciones como el eccema se aceleran, al producir un exceso del aceite, sebo, que mantiene humectada la piel. Estas glándulas también mudan las células muertas de la piel, las que se pueden juntar y bloquear los poros, lo que provoca puntos blancos y puntos negros (que en conjunto se llaman comedones). Al inflamarse e infectarse estas lesiones, pueden producir pústulas, nódulos o quistes. Los quistes solo afectan al 5% de los pacientes, pero estas lesiones profundas a veces pueden causar cicatrices permanentes.

Cómo tratar el acné

El acné parece estar hecho a la medida para frustrar a los adolescentes. Justo cuando cuidan más de su apariencia, las lesiones brotan en sus rostros, espaldas y pecho. En un período de la vida marcado por la prisa y las urgencias, tratar el acnérequiere paciencia y el objetivo es reducir la gravedad de las lesiones, más que hacerlas desaparecer completamente. Debe recordarle a su adolescente que la mayoría de los chicos que ven en la televisión y en las revistas tienen rostros limpios solo gracias a la magia del maquillaje y de la corrección digital. 

El acné le pondrá la tentación a su adolescente a hacer cosas que lo empeorarán:

  • Lavar el rostro es una buena idea, si se realiza dos veces diarias con un jabón suave o un producto como ácido salicílico que disuelve las células muertas de la piel. Sin embargo, lavarse con más frecuencia o frotarse más duro con una toallita probablemente empeorará las cosas.
  • La compulsión de sacar la lesión de acné es casi universal, pero también es una buena manera de volver un grano suave en uno realmente grave, al pasar la inflamación hacia capas más profundas de la piel.

Tratamientos de venta libre contra el acné

  • Los mejores tratamientos de venta libre contra el acné tienen un ingrediente en común: peróxido de benzoilo. El peróxido de benzoilo viene en distintas presentaciones, incluyendo jabones líquidos, cremas y gel. Las concentraciones varían desde un 2.5% hasta un 10%. Este es un medicamento que requiere paciencia para usarse. Iniciar con una concentración muy alta solo inflamará la piel y provocará enrojecimiento y descamación. Su hijo debe iniciar con el jabón o crema solo una vez al día; si la piel no está roja o descamada, puede aumentar la aplicación a dos veces diarias, luego aumentar la concentración, pero sin más de un cambio a la semana. El gel al 10% es el más fuerte de las presentaciones disponibles para venta libre.

Tratamiento contra el acné con prescripción médica

  • Los retinoides son otra clase de medicamentos contra el acné que se pueden aplicar en la piel, pero necesitan prescripción de un médico. Los productos, que incluyen Retin A, Differin y otras marcas, vienen como cremas o gel. Los niños que usan retinoides están en mayor riesgo de sufrirquemaduras solares, así que es importante que eviten una exposición solar muy fuerte y, por supuesto, salas de bronceado. Como con el peróxido de benzoilo, es buena idea iniciar con una presentación con baja potencia y aumentarla lentamente si es necesario.
  • Las pústulas y los quistes en el acné por lo general contienen una bacteria llamada Propionibacterium acnes, que se desarrolla en el exceso de sebo y que secretan las glándulas sebáceas de los adolescentes. Los antibióticos que se aplican en la piel o en píldoras pueden ayudar a controlar estas lesiones al combatir las bacterias. Algunos preparados recetados para el acné realmente combinan antibióticos y peróxido de benzoilo.
  • Cuanto más fuerte sea el medicamento, su uso será también más riesgoso. La isotretinoína, que se vende como Accutane, Amnesteem, Claravis y Sotret, es una píldora para casos graves de acné quístico. La isotretinoína puede causar enfermedad renal y defectos de nacimiento graves, por lo que los médicos con frecuencia necesitan realizar pruebas de sangre y embarazo antes de recetarla. También puede empeorar la depresión, así que un monitoreo cercano es importante para los pacientes con historial de problemas psiquiátricos. Debido a que la isotretinoína requiere un cuidado más especializado, es mejor que lo recete un médico con una amplia experiencia en su uso.

La piel es un órgano que fácilmente se subestima, pero tiene un gran trabajo que hacer y siempre está visible. Con la colaboración del médico de su hijo, usted debe ser capaz de abordar la mayoría de problemas de la piel con intervenciones básicas.

 

Autor
David L. Hill, MD, FAAP
Última actualización
5/19/2013
Fuente
Dad to Dad: Parenting Like a Pro (Copyright © American Academy of Pediatrics 2012)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.