Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

Algunas adolescentes desean alimentos con azúcar o dulces pocos días antes de su período menstrual. Dichos deseos son similares a la necesidad de carbohidratos cuando se está bajo estrés o intentando dejar de fumar. Los investigadores descubrieron que las mujeres con síntomas pre menstruales se sienten más felices y tranquilas si sus alimentos por la tarde incluyen un contenido alto de carbohidratos y bajo en proteínas los días previos a sus períodos menstruales. Las mujeres se sienten menos deprimidas, tensas y confundidas y más tranquilas y alertas que las mujeres que mantienen su dieta regular.

Los investigadores determinaron que la explicación se encuentra en la serotonina, un químico del cerebro presente en el estado de ánimo y el apetito. La serotonina es controlada por la ingesta de alimentos; los carbohidratos refuerzan la liberación de serotonina mientras que las proteínas no tienen efecto sobre la misma. La nicotina, al igual que los carbohidratos, incrementa la serotonina del cerebro, mientras que la abstinencia a la nicotina tiene efectos contrarios.

Si su adolescente está inusualmente tensa o emotiva cuando sus períodos menstruales están próximos, se puede sentir mejor si sus alimentos y refrigerios incluyen más carbohidratos complejos como la pasta y granos. Debería disminuir el consumo de proteínas animales y evitar las azúcares simples como las que contienen los caramelos o dulces y postres, que con frecuencia también contienen cantidades considerables de grasa. De este modo, su ánimo mejorará y mantendrá una nutrición balanceada mientras evita calorías extra y vacías. El síndrome pre menstrual (SPM) puede reducirse al ingerir 400 mg de calcio 3 veces al día. Algunos datos también sugieren que el magnesio (250 mg, 1 a 2 veces al día) puede disminuir el SPM.

 

Última actualización
5/28/2013
Fuente
Nutrition: What Every Parent Needs to Know (Copyright © American Academy of Pediatrics 2011)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.