Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Edades & Etapas
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Conductores adolescentes somnolientos

​Los patrones de sueño irregular combinados con la inexperiencia detrás del volante muy a menudo tienen consecuencias catastróficas para los conductores adolescentes y para los demás conductores en las vías.

¡La somnolencia es la causa principal de los accidentes automovilísticos entre los conductores de 16 a 19 años de edad!

Los estudios de investigación revelan una conexión  entre el dormir de 6 a 7 horas solamente comparado con 8 horas por la noche con un riesgo 1.8 veces más alto de tener un accidente automovilístico debido a somnolencia comparado con otros tipos de accidentes. La Asociación Médica Americana (AMA, por sus siglas en inglés) apoya medidas para generar concientización sobre los peligros de manejar fatigados y ha solicitado estudios para encontrar formas de prevenir estas tragedias.

El currículo de enseñanza para conductores

Los expertos en el sueño recomiendan que las clases de enseñanza para conductores incluyan advertencias sobre los peligros de manejar somnolientos. Es importante incluir este aspecto para garantizar seguridad.

Un investigador prominente lo expresa de la siguiente forma:
La somnolencia  es esa sensación que se siente cuando los parpados se están tratando de cerrar y no los podemos mantener abiertos, que es el paso anterior o final antes  de quedarse dormido, no el primero. En este momento es cuando  dejamos que el sueño venga y llega instantáneamente.  Si estamos manejando, o si estamos en una situación de peligro, la primera ola de somnolencia deber ser una señal muy seria de advertencia. ¡Aléjese del peligro de inmediato! ¡La somnolencia es una alerta roja!

Última actualización
8/20/2015
Fuente
Sleep: What Every Parent Needs to Know (Copyright © 2013 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest