Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

​Los padres pueden ensayar los cigarrillos electrónicos para que los ayuden a dejar de fumar. Los adolescentes pueden probarlos porque creen que son más seguros que los cigarrillos normales. Sin embargo, un cigarrillo electrónico puede tener tanta nicotina como toda una cajetilla de cigarrillos. Además, la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) ha descubierto sustancias químicas que causan el cáncer en los cigarrillos electrónicos.

Los cigarrillos electrónicos se anuncian como un método para ayudar a dejar de fumar a los fumadores. También conocidos como e-cigs, los cigarrillos electrónicos se vienen en muchos colores, formas, tamaños y sabores tales como: licor de melocotón, chocolate y vainilla. Los dispositivos tienen una pila, un vaporizador y un cartucho que hacen una niebla que se inhala. Fumar cigarrillos electrónicos es conocido como "vaping" (nebular/nebuloso).

El uso de E-cigs se ha duplicado entre los estudiantes de secundaria y preparatoria. Una encuesta realizada por los Centros del Control y Prevención de las Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) reveló que aproximadamente uno de cada diez estudiantes admitieron haber usando un cigarrillo electrónico.

Los E-cigs no estás regulados o aprobados por la FDA y no tienen que seguir las mismas reglas que otros productos con nicotina. Esto significa que la cantidad de nicotina y otros ingredientes nocivos en cada cartucho no es siempre la misma. Además, es fácil para los niños comprar estos e-cigs. Más de la mitad de los estados permiten a los niños de cualquier edad comprar cigarrillos electrónicos y son fáciles de conseguir en línea y en cabinas de centros comerciales.

La American Academy of Pediatrics (AAP) urge a los padres a que hablen con sus hijos sobre los peligros de los cigarrillos electrónicos. La mayoría de los cartuchos tienen 20 miligramos de nicotina y una dosis de tan solo 10 miligramos de nicotina puede ser fatal para un niño. Además, los niños pueden muy fácilmente volverse adictos a la nicotina.

Los padres que creen que su hijo podría estar usando los cigarrillos electrónicos deben estar atentos a las señales de la adicción a la nicotina, según la AAP. Estas incluyen el nerviosismo, tener antojos de cigarrillos electrónicos y no poder dejar de fumar.

Los padres que están tratando de dejar de fumar deben evitar el uso de cigarrillos electrónicos y ensayar con otras opciones que estén aprobadas por la FDA, tales como los parches de nicotina o los chicles.

 

Autor
Trisha Korioth
Última actualización
5/16/2014
Fuente
AAP News (Copyright © 2013 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.