Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

A pesar de que los niños pequeños empiezan a desarrollar preferencias alimenticias, también pueden ser impredecibles con respecto a lo que posiblemente quieren para una comida en particular en un día específico. Su comida favorita un día puede terminar en el piso al siguiente día. La comida que escupieron, día tras día, inesperadamente se vuelve una de las que más quiere comer.

Ser muy selectivo para comer es con frecuencia la norma de los niños pequeños. Durante semanas, pueden comer 1 o 2 alimentos preferidos, y ninguna otra cosa más. Puede comer un gran desayuno o almuerzo y después no demostrar ningún interés por comer algo más durante el resto del día. No se desespere con esta clase de comportamiento. Solamente elija alimentos saludables para su pequeño, y acepte que su apetito o sus preferencias alimenticias hoy pueden ser un poco diferentes de las de ayer o de las de mañana. Esa es solamente una forma de ser de los niños pequeños.

Con el tiempo, el apetito de su hijo y su comportamiento respecto a los alimentos alcanzarán algún equilibrio. Encontrará algo que le gusta en una variedad de alimentos saludables sin mucho o ningún estímulo de su parte. Mientras tanto, intente brindar a sus comensales exigentes bocaditos o alimentos servidos que puedan comer por sí solos. Solamente asegúrese de que estos alimentos sean saludables ya sean rodajas de banana o pequeños pedazos de pan tostado. También evite los bocaditos con los que se pueda atorar y provocar asfixia. Los niños no desarrollan completamente el movimiento de trituración implicado en la masticación hasta que tienen aproximadamente 4 años, así que limítese a los alimentos pequeños y fáciles de masticar y evite los que se pueden tragar completos y se pueden atorar en la tráquea de su niño pequeño.

Eso significa evitar:

  • Zanahorias crudas
  • Grandes pedazos de salchicha
  • Apio crudo
  • Cerezas crudas con semillas
  • Uvas enteras
  • Caramelos duros y redondos
  • Cacahuates y otras nueces

Aún cuando su niño pequeño come por sí solo, es una buena idea sentarse con él mientras lo hace. El niño ya tiene la edad suficientemente para sentarse con el resto de la familia a comer en la mesa del comedor. Las comidas en familia pueden ser una buena oportunidad para mostrarle comidas saludables a su hijo y para que su hijo las adopte por el resto de su vida.

 

Última actualización
8/27/2014
Fuente
A Parent's Guide to Childhood Obesity: A Road Map to Health (Copyright © 2006 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.