Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

A los doce meses, su bebé recién se estaba acostumbrando a beber de una taza y a tomar los alimentos por sí mismo con ayuda de una cuchara y los dedos. A los quince meses, tendrá mucho más control, se colocará los alimentos en la boca con relativa facilidad cuando lo desee y los dejará tirados por la sala cuando le parezca más divertido. Será capaz de llenar la cuchara y llevársela a la boca, aunque ocasionalmente la apuntará en dirección equivocada y la derramará en el último segundo.

Será esencial contar con platos, tazas y vasos irrompibles, debido a que también ellos saldrán volando cuando el niño se aburra de su contenido. Para desalentar este comportamiento, regañe enfáticamente a su hijo y regrese los utensilios a donde deben estar. Si el comportamiento persiste, considere la idea de sacarlo de la silla para bebés y esperar hasta la próxima comida.

A los dieciocho meses, su pequeño puede usar cuchara, tenedor y vaso o taza irrompible cuando lo desea, pero es posible que no siempre lo desee. Habrá veces en que utilice su pudín como pintura para dedos o que convierta su plato en un potente avión.

Algunos niños dejan este caótico comportamiento alimenticio hacia su segundo cumpleaños, momento en el cual pueden efectivamente convertirse en molestos cuando derraman o hasta se embadurnan un poco de comida en las manos. Otros, sin embargo, seguirán siendo desordenados para alimentarse aún bien entrados en su tercer año de edad.

 

Última actualización
8/29/2013
Fuente
Caring for Your Baby and Young Child: Birth to Age 5 (Copyright © 2009 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.