Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

Me desilusionó que mi hijo de tres años tuviera tantos accidentes y ahora se resiste durante cuatro o cinco días a la vez. ¿Qué debo hacer?

Primero, hable con su hijo para asegurarse de que no esté resistiendo los excrementos por miedo o ansiedad por usar el inodoro. (A medida que crecen y su imaginación se desarrolla, algunos niños se preocupan por evacuar en el tazón del inodoro, sentarse en un inodoro para adultos, dejar ir el agua en el baño o estar solos en un baño).

Primero, hable con su hijo para asegurarse de que no esté resistiendo los excrementos por miedo o ansiedad por usar el inodoro. (A medida que crecen y su imaginación se desarrolla, algunos niños se preocupan por evacuar en el tazón del inodoro, sentarse en un inodoro para adultos, dejar ir el agua en el baño o estar solos en un baño).

Si parece que un temor específico es la causa detrás del comportamiento, demuestre claramente en diferentes maneras; a través de conversación, "experimentos" físicos y juegos imaginarios, que su temor no tiene fundamento.

Si parece tan ansioso por el control físico como para evacuar, sugiera que se ponga pantaloncitos de entrenamiento hasta que se sienta más cómodo con la idea. Si acepta usarlos, puede continuar reforzando la conexión de las heces y el baño de entrenamiento al hacer que lo vea trasladar sus heces de los pantaloncitos de entrenamiento al baño de entrenamiento después de cada evacuación.

Si, por otro lado, retener los excrementos parece ser el resultado de un problema de poder sobre el uso del baño de entrenamiento, es momento de trasladarle la responsabilidad por el control de las heces.

Evite pedirle si necesita evacuar y no comente cuando no haya evacuado en varios días. En poco tiempo, cuando el comportamiento de resistencia ya no sea un problema entre ustedes, se relajará.

Mientras tanto, asegúrese de tener suficiente fruta, otras fuentes de alimentos con fibra y líquidos en su dienta para mantener sus excrementos blandos, y consulte con su pediatra si su uso del inodoro no se normaliza.

 

Última actualización
4/2/2014
Fuente
Guide to Toilet Training (Copyright © 2003 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.