Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

Me iré a la universidad muy pronto. ¿Qué hago si me enfermo?

 

Mantener una vida sana es la mejor manera de prevenir enfermedades.  Las tres cosas más importantes que puedes hacer son: descansar, comer bien y hacer ejercicio.

Descansa. ¡No le quites tiempo al descanso! El dormir muy poco puede causar problemas serios, como los siguientes:

  • Puedes ser más propenso a contraer resfriados y otras enfermedades menores. Tu cuerpo no puede combatir los gérmenes muy bien cuando está cansado y desgastado.
  • Tendrás más propensión a sentir estrés o a deprimirte.
  • Es posible que te cueste trabajo permanecer despierto durante las clases.
  • Podrías tener problemas de concentración en proyectos y exámenes.

Así que procura dormir de 8 a 9 horas cada noche.

Aliméntate bien. La comida de máquinas expendedoras y la comida chatarra tal vez sea barata y de fácil acceso para quienes están muy ocupados o tienen un presupuesto limitado. Sin embargo es importante alimentarse bien. Sigue estas recomendaciones:

  • Come frutas y verduras todos los días (tu meta debe ser 5 al día).
  • Consume carnes magras, pescado y aves.
  • Consume alimentos altos en calcio, como productos lácteos bajos en grasa.
  • Limita la comida chatarra o las comidas con mucha grasa, azúcar y sal.
  • Limita las bebidas azucaradas como refrescos, jugos, té o café endulzado y bebidas deportivas.

Es posible seguir una buena dieta vegetariana en la universidad. Sin embargo, eso podría requerir de una planificación adicional para que puedas obtener todos los nutrientes que necesitas.

Haz ejercicio. Otra parte importante para mantenerte sano es hacer suficiente ejercicio. Hay tres tipos básicos de ejercicio que idealmente todos deberíamos hacer:

  • El ejercicio aeróbico fortalece el corazón y los pulmones. Algunos ejemplos son andar en bicicleta, correr, caminar rápido, nadar, hacer bailes aeróbicos y remar.
  • El ejercicio de fortalecimiento sirve para tonificar y desarrollar los músculos y la masa ósea. Puedes hacer abdominales, sentadillas, levantamiento de piernas o usar pesas o bandas de resistencia.
  • El ejercicio de estiramiento, como el yoga, mejora la flexibilidad o la escala de movimiento.

¿No tienes tiempo de hacer ejercicio? Hay diversas maneras de incluir un poco de ejercicio en tu vida diaria. Por ejemplo, en lugar de manejar o tomar el autobús para ir a clases, ve a pie o en bicicleta. Si no estás acostumbrado a hacer ejercicio o si tienes un problema de salud crónico, es recomendable que hables con el pediatra o con un médico del centro de servicios médicos antes de comenzar un programa de ejercicios.

Cuidado médico universitario

Si vas a vivir en una residencia universitaria, averigua si tu universidad cuenta con un centro de servicios médicos para estudiantes. Éste es un lugar al que podrás acudir para recibir atención médica, ayuda, información y consejería. Este tipo de centros por lo general cuentan con un equipo capacitado y variado de profesionales de la salud. También conocen a pediatras y a otros médicos del sector en caso de que necesites atención adicional.

Recuerda

Aunque ya estés en la universidad, tu pediatra sigue preocupándose por tu salud. Puedes llamarlo cuando tengas alguna duda. Si continúas viviendo cerca de su consultorio médico, podrás seguir pidiendo citas o ir a verlo cuando regreses a casa en las vacaciones o los recesos de estudio. Tal vez quieras ir a ver a tu pediatra para que te haga un chequeo médico antes de que inicies estudios (es posible que tu universidad así lo exija).

 

Última actualización
7/24/2013
Fuente
Health Care for College Students (Copyright © 2007 American Academy of Pediatrics, Updated 2/2007)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.