Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Vida Familiar

Cuando piensa en los sistemas de clasificación, probablemente se le viene a la mente el que usa la Asociación Americana de Cinematografía (MPAA, por su sigla en inglés). Aunque no se exige a los productores de cine que usen el sistema de clasificación, la mayoría de películas que llegan a la pantalla grande tiene alguna de las siguientes clasificaciones por parte de la MPAA:

G. Público en general. Se admiten todas las edades.

Contiene muy poca violencia; no hay escenas de desnudos, sexo o uso de drogas. Puede contener escenas en las que se consumen cigarrillos o alcohol.

PG. Se recomienda la guía/orientación de los padres. Parte del material puede no ser apto para los niños.

Puede contener temas de adultos, escenas en las que se usan alcohol y tabaco, algunas escenas profanas, violencia o escenas breves de desnudos.

PG-13. Con énfasis para que los padres sean precavidos. Parte del material puede no ser apto para los niños menores de 13 años.

Contiene temas más intensos, violencia, desnudez, sexo o un lenguaje más fuerte que las películas PG, pero no tanto como las clasificadas R. Puede contener escenas en las que se consumen drogas.

R. Restringida. No se admiten menores de 17 años sin ser acompañados por los padres o un tutor adulto.

Contiene material para adultos. Puede tener un lenguaje gráfico y escenas de violencia, sexo, desnudez y uso de drogas.

NC-17. No se admiten menores de 17 años.  Los niños no deben ser admitidos.

Contiene escenas de violencia, abuso de drogas y otros comportamientos que serían considerados inadecuados para niños en opinión de la mayoría de los padres.

Este es el sistema más antiguo, más conocido y más ampliamente usado para cualquier tipo de medio de comunicación, pero no es perfecto. Por ejemplo, las clasificaciones dividen a los niños en tres grupos de edades (menos de 13 años, de 13 a 17 años y de 17 años en adelante). Sin embargo una película PG que contiene algunas escenas de violencia y desnudez tendrá un efecto muy distinto en un niño de 5 años de edad que en un niño de 12 años de edad.

Averigüe todo lo posible acerca de una película antes de dejar a su hijo verla. Lea los comentarios cinematográficos, consulte por la Internet y hable con amigos que la han visto. Elija con cuidado las películas clasificadas PG-13, PG y algunas veces hasta las clasificadas G. Si tiene dudas, vea la película primero y decida si es apropiada para su hijo.

 

Última actualización
9/6/2013
Fuente
The Ratings Game: Choosing Your Child's Entertainment (Copyright © 2000 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.