Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Vida Familiar

Los adolescentes y “preadolescentes” de hoy en día están conectados entre sí, y con el mundo, por medio de la tecnología digital  más que cualquier generación anterior. Los datos recientes sugieren que los sitios de medios sociales como Facebook y MySpace han superado el correo electrónico como el método preferido de comunicación en todos los grupos de edades. A pesar de que los preadolescentes y adolescentes de hoy en día pueden ser más conocedores digitalmente que sus padres, su falta de madurez y experiencia en la vida puede meterlos fácilmente en problemas con estos nuevos sitios sociales. Por esta razón, es de gran importancia que los padres hablen con sus hijos de todas las edades sobre los medios sociales y que supervisen el uso de los medios sociales en línea para ayudarles a navegar en este nuevo mundo social en línea. La forma en que los padres hablan con sus hijos pequeños y adolescentes variará ligeramente según la edad, dependiendo del tema que se vaya a discutir. Estos consejos le ayudarán a comenzar ese viaje con su familia.

  • Aprenda acerca de estas tecnologías de la fuente original. Simplemente no existe una mejor manera que tener su propio perfil. También le permitirá hacerse "amigo" de sus hijos y supervisarlos en línea.
  • Hágales saber que el uso que ellos hacen de la tecnología es algo acerca de lo cual usted quiere y debe saber.
    • Para niños de todas las edades, pregunte a diario: “¿Has usado la computadora e Internet hoy?”
    • El uso de la tecnología variará según la edad. Es probable que los preadolescentes usen más los mensajes instantáneos y los mensajes de texto, mientras que los adolescentes usan aquellas tecnologías y sitios de redes como Facebook. (A estos recursos se les llama a menudo “plataformas” de redes sociales). Pregunte todos los días cómo su familia usó esos recursos con preguntas como: “¿Qué escribiste en Facebook hoy?” “¿Alguna nueva conversación recientemente?” “¿Alguien te envío un mensaje de texto hoy?”
    • Comparta un poco acerca de sus medios sociales como una forma de facilitar la conversación diaria acerca de los hábitos en línea de sus hijos.
    • Haga que sus hijos hablen sobre sus vidas en los medios sociales si puede, de manera que sepa lo que están haciendo.
  • Mantenga la computadora  en un lugar público de su casa, como la sala familiar o la cocina, de forma que pueda comprobar lo que sus hijos están haciendo en línea y cuánto tiempo pasan allí.
  • Hable con otros padres de familia sobre lo que sus hijos de edades similares usan para los medios sociales. Pregunte a sus hijos acerca de estas tecnologías como un punto de inicio para una conversación. Si están en el mismo grupo de amistades, existe una buena probabilidad de que todos usen las mismas plataformas juntos. Por ejemplo:
    • Para los adolescentes: “La Sra. Smith me dijo que Jennifer usa Facebook. ¿Has pensado en hacerlo tú? ¿Ya tienes un perfil? Si es así, me gustaría verlo”.
    • Para los preadolescentes y niños más grandes de la escuela primaria: “¿Estás planeando reunirte con los niños de Club Penguin hoy? Me encantaría ver cómo funciona”. O, “Veamos juntos el registro de tus textos de hoy. Me gustaría ver quién te ha estado enviando textos”.
  • Para todas las edades, haga énfasis que todo lo que envíe por Internet o un teléfono celular se puede compartir con todo el mundo, así que es importante que usen un buen juicio para enviar mensajes y fotografías y que configuren la privacidad en los sitios de medios sociales correctamente.
    • Hable con los niños de todas las edades lo que un “buen juicio” significa y las consecuencias de un mal juicio, que van desde un castigo menor hasta medidas legales en el caso de “enviar mensajes con contenido sexual explícito” o intimidar.
    • Recuerde hacer énfasis en desmotivar a los niños a chismorrear, propagar rumores, intimidar o perjudicar la reputación de alguien usando mensajes de texto u otros recursos.
    • Para mantener seguros a los niños, dígales a los niños pequeños y a los adolescentes que le muestren en dónde se encuentran las funciones de privacidad de cada medio social que utilizan. Mientras más privado sea, menos probabilidad hay de que reciban material inapropiado o que lo envíen a su círculo de conocidos.
    • Aprenda cuáles son las edades de uso de los sitios que sus preadolescentes y niños mayores de la escuela primaria quieren usar, incluidos sitios de juegos como ‘Club Penguin’ y ‘Webkins.’ Varios sitios son para las edades de 13 años en adelante, y los sitios para niños más pequeños requieren el consentimiento de los padres para utilizarlos.
  • Asegúrese de estar en donde sus hijos estén en línea: mensajería instantánea, Facebook, MySpace, etc. Tenga una política que requiera que usted y su hijo sean “amigos”. Esta es una forma de mostrarle a su hijo que usted está allí, también, y proporcionará un sistema de comprobación y equilibrio al tener un adulto al alcance de la mano de su perfil. Esto es importante para los niños de todas las edades, incluso los adolescentes.
  • Muéstreles a sus hijos que usted sabe usar lo que ellos usan, y que está dispuesto a aprender lo que tal vez no sepa cómo hacer.
  • Cree una estrategia para supervisar el uso de los medios sociales en línea por parte de sus hijos y asegúrese de seguirla. Algunas familias pueden verificar una vez a la semana y otras más esporádicamente. Tal vez puede decir “Hoy voy a revisar tu computadora y celular”.  Mientras más grandes sean sus hijos, probablemente deba revisar con más frecuencia.
  • Considere usar sistemas formales de supervisión para darle seguimiento al correo electrónico, chat, mensajes instantáneos y contenido en imágenes de sus hijos. Los controles para padres en la computadora o del proveedor del servicio de Internet, Google Desktop o programas comerciales, son todos alternativas razonables.
  • Establezca límites de tiempo para el uso de Internet y del celular. Conozca cuáles son las señales de advertencia de problemas: faltar a actividades, omitir comidas o no entregar tareas a causa de los medios sociales; pérdida o aumento de peso; bajar sus calificaciones. Si estos problemas están ocurriendo debido que su hijo está en línea cuando debe estar comiendo, durmiendo, participando en la escuela o en las actividades sociales, es posible que su hijo tenga un problema con una adicción a Internet o a los medios sociales. Comuníquese con su pediatra para recibir consejo si ocurre cualquiera de estos síntomas.
  • Revise los registros de chat, correos electrónicos, archivos y perfiles de las redes sociales para detectar contenido, amigos, mensajes e imágenes inapropiadas, de forma periódica.  Sea transparente e infórmeles a sus hijos lo que está haciendo.
  • Hacer varias cosas a la vez peligroso, incluso mortal. Asegúrese de resaltarles a los adolescentes la importancia de no enviar mensajes de texto, usar Facebook, usar el teléfono, escuchar en audífonos o participar en actividades igualmente distractoras mientras conducen. Manejar de esta forma distraída es ilegal en varios estados ya que es tan peligroso. Y advierta a los niños de todas las edades acerca del uso de dispositivos móviles mientras caminan, andan en bicicleta, cuidan niños o hacen otras cosas que requieren toda su atención.

 

Última actualización
5/24/2013
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © July 2009, Updated 1/2011)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.