Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Vida Familiar

¿Cuáles son los factores que afectan la personalidad de su hijo y otros atributos? Acá entran a jugar dos influencias principales: naturaleza (factores genéticos, herencia) y crianza (experiencia). Estos interactúan entre sí en otras formas que son particulares para cada niño. Para entender mejor estas similitudes y diferencias entre hermanos, veamos ambos factores más de cerca.

Naturaleza

Debido a la herencia -las influencias biológicas o genéticas de los mismos dos padres de cada hijo- los padres esperan que sus hijos sean parecidos. Pero sobretodo, los niños solo tienen un cincuenta por ciento de probabilidad de desarrollar alguna característica heredada (apariencia física, personalidad, inteligencia, aptitudes, salud) e incluso cuando estas características están presentes, pueden variar.

Por ejemplo, los investigadores han encontrado que los hermanos tienden a ser más similares en sus características físicas que en su probabilidad de desarrollar las mismas enfermedades. Además, aunque los hermanos pueden parecerse entre sí en su capacidad intelectual y otras características psicológicas en los primeros años, estas similitudes generalmente disminuyen en la edad adulta, mientras que las diferencias se vuelven más pronunciadas. Incluso en la niñez, los hermanos que tienen niveles similares de inteligencia pueden diferir en su desempeño escolar, debido a que el éxito académico puede estar fuertemente afectado por las experiencias de la vida de cada niño.

Crianza

La crianza (o experiencia) se refiere a las influencias no hereditarias del desarrollo de su hijo. Estas incluyen factores sociales como las relaciones con hermanos, compañeros, padres y otros adultos, así como las influencias del entorno como las enfermedades, los accidentes, la nutrición y experiencias culturales. Intervienen también otras fuerzas, entre las que están las percepciones que su hijo tiene de sí mismo y de otros, experiencias pasadas, expectativas propias y las expectativas que otros tienen de él.

Los hermanos comparten algunas experiencias pero tienen muchas otras que no son compartidas. Aunque las experiencias compartidas generalmente contribuyen a las similitudes, incluso una experiencia compartida puede afectar a cada niño de forma diferente. Y debido a que la mayoría de experiencias no son compartidas, estas también contribuyen a las diferencias entre los hijos.

En los primeros años de la escuela, por ejemplo, las cualidades como la inteligencia y los logros académicos están determinados en gran parte por la herencia y la experiencia compartida. Sin embargo, a medida que los niños crecen, tienen más experiencias no compartidas las cuales gradualmente ayudan a diferenciar a un hermano del otro. Los hermanos incluso perciben e interpretan los eventos compartidos de forma diferente, y estas percepciones diferentes pueden ser importantes para formar el desarrollo y la autoimagen de un hijo.

 

Última actualización
5/19/2013
Fuente
Caring for Your School-Age Child: Ages 5 to 12 (Copyright © 2004 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.