Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Vida Familiar

Casi todos los padres que tienen más de un hijo han experimentado la frustración de la rivalidad entre hermanos. A pesar de los mejores intentos por mantener la armonía en la familia, los hermanos y las hermanas se pelearán por los juguetes, chismorrearán uno del otro, discutirán, se molestarán, se criticarán o se pondrán físicamente abusivos, haciendo que las mamás y papás se pregunten: "¿Qué hice mal? ¿Por qué nuestro hogar no puede ser tranquilo?"

A pesar de lo molesta y frustrante como puede ser esta rivalidad, es bastante normal. Ciertos celos y roce entre hermanos es parte de crecer, aunque es peor en algunas familias que en otras.

¿Por qué ocurre la rivalidad entre sus hijos? En parte, es una competencia por su amor y atención. Usted es muy importante en sus vidas, y preferirían no compartirlo con nadie, especialmente con un hermano o una hermana. Eso en sí es suficiente para causar discordia. También hay otros factores que contribuyen a esta rivalidad, incluidas las personalidades de sus hijos, sus intereses mutuos o diferentes, sus edades, la cantidad de tiempo que pasan juntos y con usted, e incluso el favoritismo que usted pueda mostrar hacia un hijo, aunque no sea intencional. Con tantos factores en juego, es inevitable que discutan por cosas sin valor.

Pautas para que los padres logren el manejo de la rivalidad entre hermanos

  • Sea justo.
  • Evite hacer comparaciones entre sus hijos.
  • Anime a los niños a que traten de solucionar sus diferencias.
  • Evite tomar partido en los conflictos entre hermanos. Sea imparcial y no demuestre preferencia por un niño u otro.
  • Establezca pautas sobre cómo pueden estar en desacuerdo y resolver conflictos.
  • Desmotive que chismorreen uno del otro.
  • Cuando sea necesario castigar o regañar, hágalo con el niño solamente en un lugar tranquilo y privado.
  • Use las reuniones familiares regulares para que todos los miembros de la familia expresen sus pensamientos y sentimientos, así como para planear eventos semanales y dar reconocimiento positivo y recompensas (mesada, privilegios especiales).

 

Última actualización
5/21/2013
Fuente
Caring for Your School-Age Child: Ages 5 to 12 (Copyright © 2004 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.