Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Vida Familiar

Las reuniones familiares semanales son una manera eficaz y agradable para unir a la familia, mejorar la comunicación, establecer metas semanales, reconocer y recompensar los progresos y determinar las necesidades y sentimientos de cada miembro. 

  1. Las reuniones deben realizarse a una hora regular que sea agradable, por ejemplo, después de la comida, durante el postre. 
  2. Los padres pueden servir como líderes de la discusión y asegurarse de que las reglas del juego se hayan explicado y comprendido claramente.
  3. Las reuniones deben hacer hincapié en las necesidades, las metas y los logros individuales y familiares y discutir los acontecimientos positivos así como los esfuerzos. Durante las reuniones los padres pueden darles mesadas y reconocer y recompensar el progreso y los cambios de comportamiento. También pueden compartir otra información relevante de la familia, como las próximas vacaciones familiares o un evento escolar para el cual deban prepararse.
  4. A cada miembro de la familia se le debe permitir hablar sin crítica ni interrupciones a fin de compartir sus pensamientos, sentimientos, logros y anhelos.
  5. La reunión no es el momento ni el lugar para regañar, castigar, recordar los errores del pasado, desahogarse o señalar a una persona en particular. Estas cuestiones deben abordarse por separado e individualmente.
  6. Las reuniones deben durar no más de veinte o treinta minutos, a menos que la familia quiera continuar.
  7. Todos deben entender y aceptar que los padres tienen la última palabra en las decisiones difíciles.
  8. Se debe mantener un registro de los puntos principales, los premios, el progreso hacia las metas, las nuevas metas y los acuerdos.
  9. Antes de que la reunión termine, a cualquier persona que así lo desee debe dársele la oportunidad de decir cómo cree que estuvo la reunión, y lo que podría hacerse para que la próxima reunión sea mejor.

 

Última actualización
5/19/2013
Fuente
Caring for Your School-Age Child: Ages 5 to 12 (Copyright © 2004 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.