Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Vida Familiar

Algunos padres titubean al disciplinar al hijo que adoptaron. Ellos pueden establecer menos límites de los que establecerían para un hijo biológico. Pueden reaccionar con menos fuerza ante el mal comportamiento.

¿Cuáles son las razones para estos patrones de pasividad de los padres? Algunos padres adoptivos temen que si lo disciplinan, su hijo podría dejar de amarlos. O bien, podrían dudar de su propio derecho o capacidad para criar a este niño en su totalidad.

Si esta es su actitud, usted no está cumpliendo con algunas de sus responsabilidades como padre. Una de sus tareas es ayudar a su hijo a crecer y madurar a través de la disciplina y ayudarle a que se adapte a los límites que usted establece. Debe ver qué obstáculos le pueden estar impidiendo asumir este papel de padre, tales como el temor de perder su afecto por el de un padre biológico que se encuentre cerca.

Tenga en mente que a pesar de que usted no le dio la vida a este niño, es su hijo. Esto quiere decir que tiene el derecho y la obligación de decir "es hora de ir a la cama ahora", o "no, no puedes tener el juguete de tu hermano ahora". El bienestar de su hijo depende de su voluntad y capacidad de tomar la función completa como padre.

Si su hijo alguna vez le dice, "No tengo que hacerles caso, ustedes no son mis verdaderos padres", responda con una declaración como "Nosotros somos tus verdaderos padres. Simplemente no somos tus padres biológicos". Un padre es alguien que cría y que ama a su hijo y eso es lo que ustedes han hecho durante años.

 

Última actualización
3/28/2014
Fuente
Caring for Your School-Age Child: Ages 5 to 12 (Copyright © 2004 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.